Villabona licita un proyecto para la gestión integral del alumbrado

El presupuesto del contrato firmado es de 1.478.000 euros para los próximos diez años

Marta San Sebastián - Jueves, 11 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

vILLABONA - Para el equipo de gobierno de Amasa-Villabona los gastos actuales anuales de luz y mantenimiento, que ascienden a 150.000 euros, son insostenibles. Con los votos favorables de PNV y PSE y la abstención de EH Bildu se ha aprobado un plan de gestión integral del alumbrado público, que acaba de ser licitado.

En opinión del equipo de gobierno ha sido necesario tomar esta decisión “después de muchos años de parcheos que no han servido para solucionar los serios problemas que esta cuestión lleva acarreando”.

El plan de acción de gestión del alumbrado público se basa en tres compromisos. Por una parte está el compromiso medioambiental para reducir el alto consumo eléctrico y utilizar racionalmente los recursos. En segundo lugar, hay un compromiso con la seguridad, por una parte, para garantizar unas instalaciones de alumbrado en buen estado y por otra parte, para eliminar “puntos negros” en materia de violencia sexista y otro tipo de delitos. Y, por último, un tercer compromiso con el rigor económico, ya que la eficiencia energética redunda en un ahorro económico.

El plan que se acaba de licitar recoge los siguientes apartados: gestión de energía, cambio de todas las farolas, luminaria, mantenimiento y reparación de instalaciones, luces navideñas y semáforos e instalación de aparatos de distribución y control de electricidad.

El presupuesto del contrato es de 1.478.000 euros para los próximos diez años (147.800 euros al año). Teniendo en cuenta que hoy por hoy, los gastos de consumo de luz y mantenimiento ascienden a 150.000 euros, el equipo de gobierno cree que las mejoras de este nuevo contrato son muy importantes: “se ahorrará dinero y se mejorará notablemente la calidad del servicio”.

El plazo de presentación de ofertas termina el 29 de octubre y las obras comenzarán antes de fin de año. En opinión de la alcaldesa “este es un proyecto estratégico que va a situar a Amasa-Villabona en un primer nivel en cuanto a gestión eficaz, eficiente y sostenible de la energía”. Además, defiende que con este nuevo sistema se van a acabar los problemas de falta de luz que se registran en diversos barrios como Etxeondo o Txermin. “Tenemos que abandonar la política de parcheos y más parcheos de los últimos diez años”, concluye Maite Izagirre.