Un hombre mata a su exnovio en un piso de Orkoien y se suicida

José Luis González Cuesta, de 53 años, y Marin Vasilev Chernev, de 41 años, fueron hallados con heridas de bala

Jueves, 11 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

J.Morales/E.Conde

ORKOIEN - Dos varones, José Luis González Cuesta, de 53 años, y Marin Vasilev Chernev, de 41 y de nacionalidad búlgara, fueron hallados muertos ayer en el domicilio del primero, ubicado en la localidad navarra de Orkoien con heridas de arma fuego. Ambos habían mantenido una relación sentimental durante varios años y habían cesado la convivencia recientemente por diversos problemas. Según las primeras investigaciones de la Policía Foral, uno de ellos habría disparado al otro en el curso de una discusión y después se habría quitado la vida.

Una hermana de José Luis González Cuesta, que acudió a su vivienda, halló los cuerpos de los dos hombres. En el piso había signos de que se habría producido una pelea.

Al hallar los cadáveres con sendas heridas de bala, la mujer telefoneó a las 11.36 horas al 112-SOS Navarra que comunicó lo ocurrido a la Policía Foral, que desplazó hasta el lugar varias patrullas. También fue movilizado el equipo médico de la zona, que certificó el fallecimiento de ambos varones.

Aunque el hallazgo de los cuerpos se produjo ayer por la mañana, los agentes de la Policía Judicial y de la Policía Científica del Cuerpo autonómico investigan si los hechos pudieron haber ocurrido con anterioridad, dado que no se registraron llamadas de vecinos a SOS Navarra alertando de posibles detonaciones en el inmueble momentos antes del crimen. Por eso se barajaba la hipótesis que los disparos hubieran podido producirse horas antes del hallazgo de los cadáveres.

Tras conocer lo ocurrido, familiares de José Luis González se acercaron al inmueble, de donde fueron retirados los cuerpos de ambos fallecidos sobre las 15.30 horas por los servicios funerarios, que los trasladaron al Instituto Navarro de Medicina Legal para realizarles las correspondientes autopsias. El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, encargado de dirigir la investigación, acordó decretar el secreto de sumario.

Allegados y conocidos de José Luis González y Marin Vasilev Chernev señalaron que ambos varones habían mantenido una relación sentimental durante varios años y que habían convivido en el mismo domicilio en el que se produjeron sus muertes, pero señalaron que el primero de ellos había “decidido interrumpir la relación hace unas semanas” por problemas de pareja.