Irungo Harrera Sarea reitera su petición de apoyo institucional

Jueves, 11 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

irun. El improvisado campamento del gaztetxe Lakaxita, en el que más de una decena de migrantes llevaba viviendo desde agosto, fue desmantelado ayer, según la red de acogida de Irun, por tratase de un recurso insostenible. Tras ello, la red tomó la decisión de trasladar el campamento frente al antiguo hospital, la actual sede del área de Bienestar Social de Consistorio, en la plaza Urdanibia, para reivindicar su apoyo. Sin embargo, el Ayuntamiento habilitó ayer un recurso con 24 plazas en esas mismas instalaciones que permitió que ninguno de los migrantes tuviera que acampar anoche. Foto: J.G.