capacidad para entre 200 y 300 presos

El Ministerio del Interior confirma que Gipuzkoa contará con un nuevo centro penitenciario en Zubieta

EUROPA PRESS - Miércoles, 10 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 11:18h.

MADRID. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha apuntado este miércoles que el cierre de la prisión donostiarra de Martutene se efectuará "a la mayor brevedad posible", una vez se inaugure el nuevo centro penitenciario de San Sebastián, que se ubicará en el barrio de Zubieta.

Así se lo ha confirmado, en la sesión de control al Gobierno, al portavoz adjunto del PNV en el Congreso Mikel Legarda, quien ha recordado al ministro que la clausura de esta prisión ya se acordó en 2005 entre el Ministerio y el Ayuntamiento de San Sebastián y que, desde entonces, les han prometido "de todo", pero "nunca" se ha cumplido "nada".

Además, Legarda ha subrayado que Martutene es de las cárceles "más viejas de España" --se estrenó en 1948--, ha recordado que fue inaugurada por el dictador Francisco Franco y que se utilizó para "reprimir" el nacionalismo vasco.

"Tiene el mismo simbolismo negativo para nosotros que Carabanchel para los madrileños", ha dicho, y ha apostillado que es una cárcel que ha puesto "en entredicho el cumplimiento de los fines de reinserción de las penas".

En su turno, Grande-Marlaska ha explicado que hay un trámite de elaboración de un nuevo plan de amortización y construcción de centros penitenciarios en el que "una de las principales novedades" será el cierre de Martutene, así como la construcción de un nuevo centro penitenciario en San Sebastián y de un Centro de Inserción Social (CIS).

SIN FECHAS CONCRETASSegún ha detallado, el centro penitenciario será de tamaño medio con capacidad para entre 200 y 300 reclusos, tanto preventivos como en cumplimiento de condena. El CIS, a su vez, servirá para facilitar el cumplimiento de los condenados en tercer grado. Eso sí, ha rechazado avanzar fechas concretas sobre ambas inauguraciones.

"No nos despeja dudas, no nos da soluciones", le ha espetado Legarda, quien ha concluido que si no pueden dar cumplimiento a este cierre que "nunca llega", sería "mejor" que el Estado traspasase la competencia de prisiones al País Vasco, como recoge el Estatuto de Gernika.