La Diputación llama a los contrarios al nuevo estatus a hacer sus aportaciones

El portavoz foral, Imanol Lasa, cree que “no hay ni momento ni excusa para quedarse en el córner del debate”

“Hay representantes institucionales que lejos de proponer, bloquean una solución” “Tememos que este uso indebido de los recursos públicos no haya hecho más que empezar”

Jurdan Arretxe Ruben Plaza - Miércoles, 10 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El portavoz foral, Imanol Lasa, invitó ayer a los “partidos o representantes institucionales que están bloqueando que se tome una decisión” respecto al nuevo estatus político de Euskadi a que hagan sus aportaciones, porque “es el tiempo de nuevos acuerdos, de aprobar nuevos marcos también para Euskadi, teniendo en cuenta que la sociedad guipuzcoana, mayoritariamente, demanda un nuevo estatus político para Euskadi, nuevos acuerdos, una mayor profundización en los valores democráticos, en el diálogo y alejados de posiciones minimalistas, imposiciones y vetos”.

“Observamos que todavía hay partidos políticos y representantes institucionales que lejos de proponer, bloquean una solución desde una minoría”, dijo Lasa, en referencia al PSE y al PP. “Deben saber que no son mayoría en este pueblo y, partiendo de ahí, deberían ver cómo insertar y garantizar sus planteamientos en ese acuerdo amplio”, ahondó el portavoz foral, que mostró su voluntad para “recoger sus planteamientos. Es lo que queremos, pero para eso hay que hacer reflexiones y planteamientos, no quedarse en el córner”.

“Es el momento de que nos impliquemos: partidos políticos, responsables institucionales, entidades, asociaciones, todo el tejido del territorio, social, económico… No hay vetos ni excusas. Este es el momento”, insistió Lasa en la necesidad de un acuerdo al respecto, “que es lo que una y otra vez demandan nuestra sociedad y el mandato de las Juntas, que conviene no olvidar”.

El portavoz foral se pronunció en estos términos tras ser cuestionado si en el Consejo de Gobierno que tuvo lugar ayer los socios del Ejecutivo, el PNV y el PSE, abordaron el cruce de declaraciones del lunes. El propio portavoz reclamó a los tres diputados socialistas que no emplearan la sala de prensa del Palacio Foral para “actos más propios de las casas de pueblo”, a lo que el PSE respondió pidiendo “respeto” para sus representantes en el Ejecutivo y su derecho a “expresar esas opiniones” en cuestiones como el procés, que de manera pactada ha separado a ambos socios desde el comienzo de legislatura.

“No le daría mayor gravedad a que cada diputado o diputada pueda expresar su pensamiento en ambas cuestiones de manera libre y siendo conscientes de que representamos a una institución”, valoró Lasa lo sucedido el lunes, aunque subrayó que las palabras de los representantes forales “también tienen una consideración importante en la sociedad guipuzcoana”.

Temor de EH BIldu Quien se pronunció ayer respecto a lo sucedido entre los socios del Gobierno fue el portavoz de EH Bildu, Xabier Olano, que en una comparecencia de prensa convocada a tal efecto denunció cómo el PSE echó mano de los “recursos humanos y materiales de la Diputación” para su rueda de prensa del lunes, en la que hizo “balance de la legislatura y, de paso, criticó al PNV”.

“En este caso, nos extrañó que el portavoz foral saliera tan rápido a mostrar su desacuerdo, denunciado que sus compañeros de Gobierno habían actuado con fines electorales y exigiendo responsabilidades. No le vimos tan preocupado cuando, por ejemplo, se retuitearon noticias del Alderdi Eguna desde la cuenta oficial de la Diputación de Gipuzkoa”, censuró Xabier Olano, quien mostró su temor de que, con la precampaña electoral en ciernes, “este uso indebido e interesado de los recursos humanos y materiales públicos con total impunidad no haya hecho más que empezar, si no se toman medidas”.