La crisis de JxCat y ERC rompe la mayoría independentista del parlament

Torrent sigue el criterio de los letrados de la Cámara y se suma al PSC al pedir a la bancada de Puigdemont que adapte la manera de delegar el voto de los encarcelados

“Podemos seguir gobernando. Lo que el país no necesita en ningún caso son elecciones ahora” “Intentando hacer que el Parlament haga el ridículo no avanzamos, retrocedemos” “El presidente del ultimátum está en las últimas. ¿Puede usted seguir gobernando?”

Miércoles, 10 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - ERC impidió ayer que JxCat aplicase la vía de la desobediencia al Tribunal Supremo para contabilizar el voto delegado de sus cuatro diputados suspendidos, por lo que los grupos independentistas han perdido la mayoría en el Parlament, al no poder sumar más de 65 votos sobre un total de 135 escaños. El resultado más inmediato fue la pérdida de dos votaciones simbólicas: una propuesta de resolución que proclamaba el derecho de Catalunya a la autodeterminación y otra para reprobar al rey español.

La brecha que se abrió el jueves entre los dos socios de Govern, cuando sus discrepancias sobre cómo solucionar la situación de los cuatro diputados de JxCat suspendidos por el Supremo -Carles Puigdemont, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull- obligó a aplazar las votaciones de las propuestas de resolución del Debate de Política General, derivó ayer en fractura.

Después de que el lunes por la noche los letrados del Parlament emitieran un informe en el que alertaban de que los votos delegados no podrían ser contabilizados si no designaban explícitamente a un miembro de su grupo para ejercer sus funciones mientras no se resuelva su situación procesal, ayer el presidente del Parlament, Roger Torrent, movió ficha.

En lugar de agarrarse al frágil acuerdo que alcanzaron el pasado jueves JxCat y ERC -aunque los republicanos no lo veían claro-, Torrent hizo caso de los letrados y vetó la vía para permitir el voto delegado de Puigdemont, Sànchez, Turull y Rull.

Mientras la Mesa del Parlament se reunía al mediodía, horas antes de iniciarse el Pleno en el que iban a votarse las propuestas de resolución del Debate de Política General, ERC anunció que no estaba dispuesta a asumir la vía que planteaba JxCat y pidió “adaptarse” al informe de los letrados, para evitar que el Parlament se vea arrastrado al “colapso”. “Basta de retórica y simbolismo de corto recorrido”, exclamaron fuentes de ERC, en alusión a la estrategia de JxCat, que no quiso seguir la vía de los dos diputados republicanos en prisión preventiva, Oriol Junqueras y Raül Romeva, que sí designaron a un sustituto: el presidente de su grupo, Sergi Sabrià.

La Mesa del Parlament, con el apoyo de ERC y PSC, acordó dejar “sin efectos jurídicos” los escritos presentados por JxCat sobre la delegación de voto de sus cuatro diputados suspendidos. Los llamamientos de ERC a JxCat para que sus cuatro diputados afectados presentasen un escrito de designación de un sustituto como hicieron Junqueras y Romeva no fueron atendidos. Al contrario, los cuatro diputados aludidos hicieron público un comunicado -escrito a mano por Rull desde la cárcel de Lledoners- en el que sostenían que su voto delegado se ajusta “perfectamente” a derecho, pero “asumen” que sus votos “dejarán de ser contabilizados”. Por Twitter, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, pidió “preservar la mayoría independentista” y no “ponerla en riesgo”.

A las 15.00 horas arrancó el Pleno, con las votaciones de las propuestas de resolución, en las que los independentistas ya no pudieron disponer de los 70 votos que consiguieron en las elecciones del 21 de diciembre -34 escaños de JxCat, 32 de ERC y 4 de la CUP-, ya que se han perdido los sufragios de Puigdemont, Sànchez, Turull, Rull, además del exconseller republicano Antoni Comín, que hace meses que retiró su solicitud de voto delegado.

Por lo tanto, los independentistas no solo perdieron la mayoría absoluta -el listón está en 68 escaños- sino que algunas veces tampoco alcanzaron la mayoría simple, ya que en determinadas votaciones JxCat y ERC se quedaron solos con 61 votos, e incluso sumando con la CUP empataron a 65 con la oposición. Así, los grupos independentistas perdieron alguna votación significativa, como una resolución de la CUP que reivindicaba la autodeterminación -luego sí fue aprobada otra de ERC en este mismo sentido- u otra de JxCat y la CUP para reprobar al monarca español. Además, C’s, PSC y los comunes lograron aprobar 27 resoluciones, en buena medida de carácter social.

Se abre ahora un escenario de más incertidumbre si cabe en el seno de la coalición de gobierno, ya que, aunque JxCat y ERC se han conjurado para seguir juntos al menos hasta que lleguen las sentencias sobre el 1-O, la debilidad parlamentaria del soberanismo puede convertir en un calvario estos próximos meses.

Tras el Pleno, el presidente del grupo de ERC, Sergi Sabrià, lamentó que el independentismo perdiera votaciones, pero dijo que hay “una fórmula que funciona”, que es la utilizada por Junqueras y Romeva, “que han votado sin aceptar su suspensión”.

Fuentes del entorno de Torrent subrayaron que si JxCat quiere que vuelva a haber mayoría independentista solo hace falta que Puigdemont, Sànchez, Turull y Rull remitan los escritos que preveía la resolución que les permitía designar a un miembro de su grupo para que ejerza sus funciones, y ven “irracional” negarse a ello. En cambio, fuentes de JxCat culpan a Torrent y a ERC de echarse atrás del acuerdo del pasado jueves para permitir el voto delegado y lamentan que Torrent se “pliegue” al Supremo. - N.G.

El Govern, a salvo. La portavoz del Govern, Elsa Artadi, pronosticó ayer que las discrepancias entre JxCat y ERC por los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo no afectarán a la estabilidad del Govern, compuesto por consellers de los dos grupos. Artadi defendió que el Govern no puede interferir en la acción de los grupos de JxCat y ERC porque hay que separar la acción del poder ejecutivo del legislativo, pero pidió a los dos el “máximo esfuerzo de empatía para entender las posiciones de unos y otros”.