La Eguzkiteka triplica sus usuarios tras abrir un mes más

La media diaria de usuarios en la biblioteca de La Concha ha sido de 175

Carolina Alonso Iker Azurmendi - Viernes, 14 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - La biblioteca de verano que funciona hasta el domingo en el voladizo de La Concha y que se estrenó el pasado año bajo el nombre de Eguzkiteka ha triplicado esta temporada su número de usuarios gracias a que ha funcionado un mes más. Así lo explicaron ayer el concejal de Cultura, Jon Insausti, y la directora de las bibliotecas de Donostia, Arantxa Urkia, que mostraron su satisfacción por la respuesta ciudadana ante este servicio de la temporada estival.

El buen tiempo, según dijeron, ha contribuido también a mejorar las cifras de esta biblioteca, que el pasado verano registró la visita de 5.114 personas en dos meses y este año ha tenido 16.290 en tres. El lógico incremento de personas con un mes más se completa con un aumento medio de usuarios por día, que en 2017 fue de 91 mientras que en este 2018 ha sido de 175.

La Eguzkiteka, que ha funcionado todos los días desde el 15 de junio, en horario de 11.00 a 19.30 horas, tiene la particularidad de que cada día se desmonta por la noche y se vuelve a poner en pie por la mañana, según recordó Urkia, a causa de la normativa de la Ley de Costas. A pesar de ello, el espacio se convierte en un lugar acogedor en el que pueden leerse más de 1.800 documentos, entre libros, periódicos y revistas, también internacionales.

En estos tres meses, el 13% de los ejemplares consultados han sido literatura para adultos, mientras que el 5% han sido libros infantiles. El mismo porcentaje ha estado compuesto por publicaciones relacionadas con la ciudad de Donostia, reunidas bajo el título de Donostia Bilduma.

La mayor parte de los usuarios que han acudido a la Eguzkiteka han sido donostiarras, con un 62% del total, seguidos del resto de guipuzcoanos, que han supuesto un 17%. El 21% restante ha estado compuesto por ciudadanos de otras comunidades autónomas y extranjeros, como ingleses, estadounidenses, australianos, canadienses y alemanes.

Este año, la biblioteca veraniega de La Concha ha contado también con juegos de mesa, destinados a niños de seis a doce años y con el objetivo de acercar a los más pequeños a la literatura. Además, todas las tardes ha habido cuentacuentos, un actividad que ha atraído a 2.125 usuarios.

La tradicional Biblioteca de Urgull, que abrió en julio y agosto, por su parte, tuvo 3.400 visitas entre el periodo de verano y Semana Santa.

Por otra parte, la biblioteca de la casa de cultura de Intxaurrondo, con más de 43.000 volúmenes, ha abierto por primera vez a lo largo del mes de agosto, con más de 3.000 visitas y una media de 143 préstamos diarios, por lo que volverá a abrirse en 2019.

libros más pedidos

Literatura de adultos. Los libros en castellano más solicitados en la Eguzkiteka han sido Café Amargo, una novela romántica de Simonetta Agnello;El crimen del conde Neville, de Amélie Nothomb;y La Hora de las mujeres sin reloj, de Mamen Sánchez. En euskera, los títulos más leídos han sido Bidean ikasia, sobre el Alarde, de Arantxa Urretabizkaia;Jainkoen zigorra, de Alberto Ladrón de Guevara;y Arrotza (El extranjero) de Albert Camus.

Literatura infantil. Las publicaciones más solicitadas en euskera fueron Pikondoaren balada, de Leire Bilbao;Gizajo baten egunkaria, de Jeff Kinney;y Bermudetako altxorra, de Steve Stevenson.

la cifra

16.290

Desde el 15 de junio, la Eguzkiteka ha contado con la presencia de este número de usuarios.