regulación

Gipuzkoa propone una tasa turística en función del tipo de alojamiento

Turistas se sacan fotos y disfrutan de uno de los enclaves más emblemáticos de Donostia, el Peine del Viento. (Iker Azurmendi)

La Comisión de estudio calcula que de haber estado en marcha en 2017 se habrían ingresado 1,9 millones de euros
La cifra que se cobre se destinaría, entre otros fines, a financiar el coste de los servicios que consume el turismo

Arantxa Lopetegi - Miércoles, 12 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Gipuzkoa, y en especial su capital Donostia, vive un auge del turismo que está provocando que los responsables institucionales hayan adoptado una serie de decisiones que, en un sentido u en otro, tienen vinculación con este fenómeno y su regulación.

Entre ellas se halla la aplicación de una tasa turística o ecotasa, propuesta que, de momento, solo el Ayuntamiento de Donostia, con su alcalde Eneko Goia al frente, ha apoyado públicamente a nivel del territorio.

Ayer se reunió por vez primera la Comisión de estudio conformada a tal efecto, cuya creación fue decidida en junio por la Mesa de Turismo de Gipuzkoa, que acordó activar las tareas previas al diseño de modelo de ecotasa que se activaría en el territorio.

Este modelo, según palabras de la directora foral de Turismo, Maite Cruzado, pasaría por implantar “un impuesto progresivo, en función del tipo de alojamiento”, al estilo del que ya opera en Cataluña y Baleares.

“No se trata que la tasa tenga un carácter disuasorio o de regular flujos, sino de que la riqueza se revierta y quede en manos públicas para que sea utilizada como instrumento de política turística para regular o estimular comportamientos adecuados en el sector”, añadió.

La directora foral de Turismo también hizo referencia al destino que se daría al monto que la Diputación ingresará por esta vía, señalando que se barajan “varias opciones”, entre las que se encuentra “financiar el incremento en el coste de servicios públicos que consumen los turistas”, como la seguridad o la limpieza;avanzar con las infraestructuras de turismo sostenible, o dedicarlo a la “rehabilitación del patrimonio histórico y cultural del que disfruta el turismo”.

La Comisión ha realizado un cálculo aproximado de estos ingresos a nivel del territorio, basándose en los datos de visitantes de 2017. Atendiéndose a estos datos se hubieran ingresado 1,9 millones de euros con una tasa que, según el tipo de establecimiento, oscilaría entre los 0,50 céntimos y los dos euros.

De este monto, el 81% tendría como fuente los hoteles, el 9%, los apartamentos turísticos;y el 5% los alojamientos rurales.

La idea de activar una tasa turística fue ya defendida en su día por el diputado general, Markel Olano, que declaró que ponerla en marcha “puede servir para fomentar una serie de políticas en torno al turismo” que debe desarrollarse de forma “inteligente y sostenible”.

También el alcalde de Donostia, Eneko Goia, se ha mostrado reiteradamente partidario de este impuesto desde el inicio de la legislatura, ya que considera los ingresos obtenidos con su puesta en marcha pueden, entre otros objetivos, ayudar a encarar “el gasto extraordinario que tiene que afrontar el Ayuntamiento en solitario”.

Según viene defendiendo Goia deben de ser los consistorios los encargados de “recaudar y gestionar” la ecotasa, aunque la articule el Gobierno Vasco o la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Con los pasos que ha comenzado a dar la Comisión se pretende que el territorio esté “preparado” para cuando “Euskadi decida a quién corresponde la competencia recaudatoria”, una tarea que el Ejecutivo de Gasteiz ya ha encarado mediante el encargo de un informe que dilucide la cuestión.

la comisión En la Comisión de estudio reunida ayer en la Diputación tomaron parte Paul Liceaga, de la Asociación de Hoteles de Gipuzkoa, Kino Martínez, de la Asociación de Hostelería;Idoia Ezkurdia, de la Asociación de Agroturismo, Asier Pereda, de Apartamentos Turísticos de Gipuzkoa (Aparture);Miriam Eizaguirre, de Campings de Gipuzkoa y Basagaitz Gereño, del Grado de Turismo de la Universidad de Deusto.

La representación de la Diputación recayó en Denis Itxaso, diputado foral de Turismo;Maite Cruzado, directora foral del área y, por la parte técnica, Xabier Eleizegi y Eneritz Toledo.

Secciones