Bonificaciones en temporada baja y para las estancias en el interior

A nivel europeo funcionan distintas propuestas, siendo las más caras las de Alemania, Italia y Holanda

Miércoles, 12 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - A nivel del Estado, Catalunya y Baleares son las únicas Comunidades Autónomas que vienen cobrando esta tasa, que se abona en efectivo y de forma presencial al llegar al alojamiento, práctica generalizada en todos los países ya que no se acostumbra a permitir el pago online al realizar la reserva.

La Comisión de Gipuzkoa ha analizado el destino que se da a los ingresos en estos lugares para valorar las posibles opciones para el territorio.

Además, también se estudian distintas posibilidades de aplicación de bonificaciones. La propuesta pasa por incluir una para la temporada baja, que podría ser de 50%, y de otro 50% en las estancias que se realicen en el interior del territorio. También se contempla la posibilidad de que se apliquen de forma conjunta, sumando una reducción del 75%.

En Catalunya, donde la tasa comenzó a cobrarse en 2012, esta es distinta para Barcelona y el resto de los municipios y varía asimismo en función de la categoría del establecimiento hotelero.

En Barcelona el impuesto oscila entre los 0,65 a pagar por persona y día en los campings a los 2,25 euros que se abonan en un hotel de cinco estrellas. En el resto de Catalunya, las tasas oscilan entre los 0,45 y los 2,25 euros.

La diferencia mayor se encuentra en los apartamentos turísticos, dado que en Barcelona se paga 2,25 euros por persona y día y en el resto de la comunidad, 0,45 euros.

Los ingresos obtenidos por esta vía el pasado año fueron de 52,5 millones de euros, con un incremento del 10,2% respecto a 2016

En Baleares -en Mallorca, Ibiza, Formentera y Menorca- las tarifas varían entre un euro para los hostales a cuatro euros por persona y noche en hoteles de cinco estrellas. Las personas que se alojan en pisos turísticos deben abonar tasas de entre dos y cuatro euros.

El pasado año en las islas se recaudó un montante de 64,3 millones de euros, frente a los 40,9 millones de 2016.

El desembolso de la tasa en los pisos turísticos es también obligatorio, se haga la reserva de forma directa o a través de las distintas plataformas, como Airbnb.

La excepción en el pago llega por la edad, ya que en Catalunya no la abonan los menores de 17 años ni las personas mayores que participan en viajes promovidos por las administraciones, como el Imserso.

En Baleares, se aplican bonificaciones de importancia, el 75%, cuando la estancia es en temporada baja, y se imputan también descuentos del 50% a las estancias largas a partir del noveno día.

En Europa son más los países que cobran tasa turística, pero son Alemania, Italia y Holanda los que tienen en vigor las más caras.

Cada estado de Alemania tiene su propia tasa y en Berlín y Colonia se puede gravar hasta el 5% del total de la factura, idéntico porcentaje al que se cobra en Amsterdan y Utrecht, en Holanda. En Italia la diferencia va de los tres a los siete euros, en Roma, y entre tres y cinco en Nápoles, y Venecia.

Cada ciudad funciona diferente. En Roma por ejemplo, se cobra la tasa las primeras 10 noches y a partir de los 10 años, mientras que en Lisboa, otra ciudad que tiene en vigor la ecotasa, se abona los primeros siete días y a partir de los 13 años. - A. Lopetegi

Secciones