Juan Zunzunegui Entrenador y remero de zierbena

“Llegamos con opciones de ganar La Concha hasta las diez últimas paladas”

Juan Zunzunegui valora el trabajo de su equipo en la regata donostiarra a pesar de haber perdido por 90 centésimas ante Hondarribia

Jokin Victoria de Lecea - Miércoles, 12 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Bilbao - Zierbena perdió la Bandera de La Concha por noventa centésimas. Fue una derrota dolorosa. Los galipos acariciaron el triunfo y llegaron a ir con cierta ventaja, pero la txanpa final de Hondarribia fue demasiado para ellos. Eso no borra el orgullo por el buen trabajo realizado y las ganas de seguir trabajando en esta línea para volver más fuertes el próximo año.

¿Cómo se encuentran ahora que la Bandera de La Concha quedó atrás?

-Estamos asimilándolo. Sabemos que se nos escapó una oportunidad. Hicimos una buena regata el domingo y nos ganaron por casi dos segundos. Fue una regata muy igualada y en un momento puntual marcaron un poco la diferencia y se la llevaron. En el momento, la gente estaba bastante mal, pero por la tarde, con el recibimiento, ya algo mejor.

¿Dónde estuvo la clave de la victoria guipuzcoana?

-En la zona de la isla, Hondarribia cogió una ola mejor que nosotros, marcó un poco de diferencia y después ya, dentro de la bahía, no fuimos capaces de recuperar esa diferencia. Fue toda la regata segundo arriba y segundo abajo y tras la isla;el GPS marcó tres segundos de diferencia. Es muy complicado darle la vuelta a un equipo como Hondarribia con esa brecha.

¿Hubo nervios al verse en esa situación tan igualada?

-En el último tramo sí. En el primero, no, porque ya sabíamos que iba a ser así. Para fuera remamos muy bien y a la vuelta, como había algo de ola, no se veía claro. En unas paladas parecía que nos íbamos y en otras que se iban ellos. Estábamos con incertidumbre. Dentro de la bahía, cuando vimos que nos sacaban un bote, fue cuando empezamos a ver más complicada la cosa. Seguimos intentándolo a ver si entraba una ola y nos arrimábamos para defender la renta de ocho décimas, pero no cuadró así.

¿Duele más perder al hacerlo por tan poco?

-Si pierdo, quiero que sea por lo mínimo. La regata se estuvo disputando bien y llegamos con opciones de ganar La Concha hasta las diez últimas paladas. Prefiero perder así, porque eso significa que dimos el nivel. Duele más, porque sabemos que la podíamos haber ganado. Sin embargo, estando a quince segundos, sabríamos que ni siquiera hubiéramos tenido opciones.

¿La valoración de la Bandera de La Concha es positiva?

-Tiene que serlo. Después de dos jornadas, perder por menos de un segundo... Está claro que los detalles han sido los que han marcado la diferencia y dimos el nivel.

¿Siente que hay margen de mejora para volver a estar en la pelea?

-Sí, porque durante la temporada misma ya notamos que íbamos mejorando y estos diez días, trabajando más con el bloque de La Concha, también notábamos que íbamos mejor y aún tenemos que mejorar.

A pesar de no ganar, fueron recibidos con honores en Zierbena, ¿qué significó eso para el grupo?

-Estábamos un poco mal, llegamos y había mucha gente animándonos. La gente se está volcando con el club y el proyecto está creciendo. No ganamos, pero la gente valoró estar al nivel que estamos y peleando con esa gente. Lo único que faltó para que el día fuera perfecto fue haber andado un segundo más y traer la bandera. Todo lo demás fue lo mejor y por eso agradecemos cómo nos trataron. Además, personalmente, tengo que agradecer al equipo, a la directiva y a todos los patrocinadores el esfuerzo que han hecho este año.

Eso es un logro tan importante o más que las propias banderas.

-Está claro que lo que queremos es ganar banderas, pero un club tiene que ser más que el resultado puntual de una regata. Se está consiguiendo eso. El club está creciendo. Hay más chavales, más aficionados, mantenemos el nivel en todas las competiciones… Zierbena está creciendo.

¿Y Juan Zunzunegui seguirá siendo parte de este crecimiento?

-Sí. No nos hemos sentado todavía, pero la idea es seguir con el proyecto. Por mi parte, la de la directiva y el equipo, la idea es continuar. Ahora toca hablar un poco con todos los remeros y si hay bajas cubrirlas. También intentaremos reforzarnos un poco y seguir creciendo.

Un proyecto continuista.

-Ya le dije a la plantilla que lo primero que quería era contar con todo el mundo. Está claro que alguno por problemas suyos igual no puede remar, pero el primer paso es que sigan todos los posibles y a partir de ahí mejorar.

Secciones