Desmantelan un matadero ilegal de corderos en Larraul

La Ertzaintza abrió diligencias por sacrificar animales para el consumo humano sin los permisos pertinentes

Martes, 11 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

DONOSTIA- La Ertzaintza ha procedido a desmantelar un matadero ilegal situado en el municipio guipuzcoano de Larraul, abriendo diligencias al titular del caserío y su pareja, de 61 y 51 años respectivamente, en calidad de investigados, por regentar un instalación que se utilizaba para sacrificar animales que se destinaban al consumo humano sin los pertinentes permisos y controles sanitarios.

Vecinos de la zona explicaron que esta actividad era conocida en el entorno y que no eran infrecuentes los encargos de corderos para celebraciones familiares, piezas que se entregaban “muy limpias y muy bien presentadas”.

Según explicaron estas fuentes, los titulares de dicha instalación trabajaron durante un tiempo con personas que profesaban la religión musulmana. Estas personas acudían hasta el caserío para solicitar que se sacrificasen las piezas según las prácticas permitidas por su religión, por el método halal, y permanecían en el lugar comprobando que se respetasen los dictados específicos a tal fin, aunque los corderos habían sido criados en Larraul.

Los vecinos mostraron su sorpresa ante la noticia del cierre de la instalación dado que creían que no funcionaba desde hace un tiempo, después de que se recibiera una denuncia previa.

Por contra, al alcaldesa del municipio, Aneli Urbieta, afirmó que toda la información que tenía del tema la había recibido “por los medios de comunicación”. “No sé más, este es un pueblo pequeño y lo único que puedo decir es que es un baserritarra normal que tiene unas cuantas ovejas”, añadió Urbieta, que subrayó que la Ertzaintza nunca se había puesto en contacto con el Ayuntamiento.

Aunque algunos vecinos eran conocedores de la actividad, habían olvidado la cuestión después de que se les informara de que ya no se procedía sacrificar animales. Pero, al parecer, la cuestión ha revivido porque, según informó el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, a finales del pasado mes la Ertzaintza fue informada de la realización de posibles vertidos ilegales de restos de animales en una regata de Anoeta.

Los agentes que se acercaron a la zona localizaron quince sacos con restos de animales en estado de putrefacción en el cauce de un riachuelo, lo que supone un riesgo importante para la salud pública.

Tras indagar sobre el origen de los restos en compañía del alguacil de la zona, los agentes se digirieron a un caserío de Larraul en el que descubrieron el matadero ilegal en cuya parte superior encontraron una oveja sacrificada y otras preparadas para serlo. Además, también hallaron bolsas con vísceras de animales similares a las que previamente habían localizado en Anoeta. En el lugar también se guardaban las herramientas necesarias para el despiece.

Por ello, los ertzainas notificaron a los titulares de la explotación que se les abrirían diligencias por la presunta comisión de un delito contra la salud pública, otro contra el medio ambiente y un tercero por maltrato animal.- A. Lopetegi

Secciones