Cartas a la Dirección

Los regalos de Dios

Javier Alday - Lunes, 10 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 10:32h.

Los más grandes teólogos y pensadores del mundo coinciden con Simplicius, en que el gran don, el gran regalo que ha hecho Dios al ser humano es la vida, la vida en sí misma y con la vida, la luz y todo el universo. Pero la vida no sería la misma, si no tuviéramos la capacidad que tenemos de vivirla y de gozarla, gracias a otros cuatro dones, cuatro regalos directos al ser humano, cuatro maravillosos instrumentos para alcanzar la felicidad, estos son: la palabra, el amor, el sentido del humor y el vino. De los cuatro, ha disfrutado y sigue disfrutando Simplicius cumplidamente. Laus Deo. Simplicius termina agradeciendo a José Alberto su boticario favorito, la última botella del excelente Rioja Alavesa que le ha regalado y le anima a que no pierda tan sana costumbre, aunque el fomento de la salud no vaya a favor de su negocio.