“Trabajar con móviles es un caramelo para ellos, no se pueden resistir”

Un profesor de Elgoibar defiende el uso pedagógico del móvil y relata su positiva experiencia con sus alumnos

Domingo, 9 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - “Para mí fue una gran experiencia”. Así resume Asier Garate, profesor en Elgoibarko Herri Eskola, el proyecto Gymkana que realizaron de forma conjunta sus alumnos de 10 y 11 años y los estudiantes de 11 y 12 años del Colegio Luis Ezeiza de Eskoriatza, en el que el teléfono móvil fue la herramienta principal. Todos se implicaron, trabajaron de forma entusiasta, porque hacerlo “con móviles es un caramelo para ellos, no se pueden resistir”.

Los alumnos debían preparar un recorrido por los lugares más significativos de su pueblo, colocando pistas a través de códigos QR, información que se colgaba en un blog. De esta manera, aprendieron a leer estos códigos y a utilizar Instagram, puesto que las fotografías de la gymkana se iban colgando en esta aplicación.

Además, sirvió para que se relacionaran con gente de otros pueblos, ya que los de Elgoibar realizaban la gymkana en Eskoriatza y viceversa. “Había muchos grupos por el pueblo buscando estos puntos, y se tuvo la idea de que no participaran solo los alumnos con los profesores, sino de invitar a los padres”, explica Garate. Cuando estos vieron el proyecto “comprendieron mucho mejor” por qué sus hijos necesitaban los móviles.

Este profesor asegura que todos los alumnos se implicaron “muchísimo” y tuvieron claro en todo momento para qué debían usar el móvil en clase, “para crear, comprobar, comprendieron que eran herramientas de trabajo”. “No me preocupé de ver si estaban haciendo otras cosas, sabía seguro que estaban trabajando. Es una herramienta que ellos utilizan todos los días, pero aquí le estaban dando un uso educativo”, insiste Garate.

Este, precisamente, “puede ser el camino” a seguir. “Muchos tienen en los bolsillos móviles de 300 o 400 euros y no saben utilizarlos. Pues vamos a darles eso. Ellos comprenden que cuando entran a clase, los móviles no son para whatsappear o para ver Youtube”, defiende Garate. - N.G.