El juez archiva las cintas de Corinna porque Juan Carlos I es inviolable

La Fiscalía Anticorrupción valorará si procede investigar la existencia de comisiones en el AVE a la Meca

Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - No hacía falta recibir una notificación de un juez para saber que Juan Carlos I, actual rey emérito, saldría totalmente ileso de las acusaciones de su amiga Corinna zu Sayn-Wittgenstein de llevar a cabo negocios irregulares. Sin embargo, la exclusiva que facilitó eldiario.es del viaje de Corinna a Arabia Saudí en 2007, donde acudió a una reunión con el príncipe Al-Waleed Talal como representante oficial del entonces jefe del Estado acompañada por el embajador español, precipitó ayer la confirmación de la nueva inviolabilidad -ya conocida- de Juan Carlos I. El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea archivó ayer la pieza denominada Carol, abierta tras la revelación de las conversaciones entre Corinna y el comisario jubilado José Manuel Villarejo sobre el rey emérito Juan Carlos I. El juez excusa su decisión en que los hechos que se le atribuyen sucedieron cuando su figura era inviolable en ese momento.

Para el juez, “aquella señora” -en referencia a la amiga del rey emérito- pone de manifiesto unos actos que supuestamente había llevado a cabo Juan Carlos siendo rey de España, aproximadamente entre los años 2009 a 2012. Un relato que para la justicia pierde credibilidad porque lo hace la propia amiga del monarca. Asimismo, asegura que no hay “datos” ni “documentaciones” que prueben las afirmaciones que hizo la empresaria germano-danesa sobre las actividades ilegales de Juan Carlos. Además, añade que, si Corinna recibió dinero o bienes del monarca, se produjo “de mutuo acuerdo en base a su relación de amistad”.

El juez adoptó la decisión después de recibir por la mañana una petición de Anticorrupción para archivar la pieza sobre las conversaciones entre la princesa Corinna y el excomisario José Manuel Villarejo. Anticorrupción no ve que las revelaciones sobre las actividades del rey emérito Juan Carlos I sean “susceptibles de investigación en sede penal”. De las revelaciones de Corinna solo ve indicios de un delito en las transacciones comerciales internacionales en las posibles comisiones pagadas en la contratación del AVE, si bien cree que estos hechos se deben investigar en una causa aparte al no guardar relación con la investigación a Villarejo.

ave a la meca La excelente relación del rey emérito con Arabia Saudí ha quedado demostrada en varias ocasiones. La propia Corinna acudió como representante de Juan Carlos a una reunión con el príncipe saudí por encargo de su entonces amigo en 2007. En la conversación con Villarejo, Corinna habla del contraro del AVE a la Meca, que fue adjudicado en octubre de 2011. A pesar de su aparente intención de indagar en lo que respecta a posibles comisiones por la construcción ferroviaria, Anticorrupción cree que no hay suficientes indicios para abrir una investigación penal y que solo podría investigarlo la Agencia Tributaria. Cree que los indicios de la “eventual intervención” del rey emérito en estos hechos son “extraordinariamente débiles, pues consisten en la mera referencia que hace una persona (Corinna), que no aparece directa ni indirectamente implicada en los pagos”. - N.G.

argumento del juez