Mesa de Redacción

Zinemaldia

Por Carlos Marcos - Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Aveces por falta de espacio, dar por hecho muchas cosas y porque en esto de los periódicos nos dedicamos a contar las novedades se quedan fuera algunas ideas que, aunque se dan por hecho, igual es importante recordarlas más allá de en los aniversarios y en las fiestas de guardar. Tenemos un Festival de Cine de máxima categoría internacional que cuenta con un equipo humano magnífico que, como el Zinemaldia, está fuera de toda duda. Que se comente y hasta se critique el cambio de logotipo, de denominación o el retraso en dar a conocer el cartel oficial no puede considerarse más allá de lo que es, la crítica puntual a un hecho puntual de un festival que muchos amamos e incluso hemos cubierto informativamente durante años. Criticar no es atacar, preguntar no es ofender y guardar silencio a cuatro meses sin cartel equivaldría a que no nos importa un carajo lo que han estado haciendo, y no es el caso. El Zinemaldia es nuestro particular fútbol. Un pequeño párrafo entre cientos de páginas de loas no puede desvirtuar el buen hacer de un festival que este año, también, promete llenar Donostia de buenas películas y estrellas. Y si alguna peli no gusta y recibe críticas no debe entenderse como un ataque al festival. Es una obviedad, es de perogrullo y a pesar de todo quizás conviene pararse de vez en cuando a recordarlo.

Secciones