Unos 20.000 guipuzcoanos han participado ya en las iniciativas de Etorkizuna Eraikiz

Otros 4.000 han tomado parte en los proyectos piloto de conciliación y participación empresarial
Markel Olano aboga por reforzar este modelo político que “no tiene vuelta atrás”

Iraitz Astarloa Ruben Plaza - Viernes, 7 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Abrir las instituciones a la ciudadanía, crear espacios de colaboración, experimentar y fomentar la confianza entre sociedad e instituciones para articular juntos las soluciones a los retos del futuro de Gipuzkoa. Estos son los ejes que vertebran Etorkizuna Eraikiz, el nuevo modelo de gobernanza que ha impulsado la Diputación de Gipuzkoa esta legislatura y que, según el diputado general, Markel Olano, “no tiene vuelta atrás”. En estos primeros meses de vida, esta iniciativa foral que engloba un total de 80 proyectos, ha conseguido la participación de 20.000 guipuzcoanos, mientras que otras 4.000 personas han tomado parte en distintas experiencias piloto.

Estos datos fueron ofrecidos ayer por Markel Olano, quien inauguró el curso de verano de la UPV/EHU Gipuzkoa Experimentación Política: Etorkizuna Eraikiz, que estuvo coordinado por su jefe de Gabinete, Xabier Barandiaran, y en el que participaron diversos expertos del panorama internacional.

A ellos y al resto de asistentes lanzó un mensaje Olano. “Quiero que, de alguna manera, nos saquéis los colores para que sigamos aprendiendo y mejorando este modelo de gobierno colaborativo que estamos activando”, sugirió, al tiempo que añadió: “Estamos recorriendo el camino para construir políticas públicas de hoy y mañana desde la colaboración. Aunque contamos con un gran margen de mejora, este nuevo modelo de gobernanza no tiene marcha atrás en Gipuzkoa”.

Etorkizuna Eraikiz todavía gatea, pero en los últimos meses ha establecido una nueva agenda política que marca las nuevas estrategias que debe seguir el territorio para apuntalar su futuro, y que están constituidas por la ciberseguridad, el envejecimiento saludable, la creación audiovisual, el cambio climático, la electromovilidad y la gastronomía digital. Olano recordó que cada uno de estos ámbitos contará con su propio centro de referencia, que echará a andar en los próximos meses.

Pero además, durante esta legislatura se han activado experiencias piloto en ámbitos como la conciliación y la participación de los trabajadores en las empresas. Ambas iniciativas han recabado la participación de 4.000 personas.

Asimismo, en el seno de Etorkizuna Eraikiz se ha impulsado un laboratorio de desarrollo territorial, cuya función consiste en acordar e implementar políticas de desarrollo comarcal en el campo de la industria y de las políticas de inserción de las personas en riesgo de exclusión.

Y finalmente se ha abierto Etorkizuna Eraikiz Gunea, el primer laboratorio de políticas públicas del Estado.

“La experimentación colectiva y de cocreación con la ciudadanía están guiando esta nueva agenda, lo que permite generar nuevos espacios de trabajo en común y de comunicación con la sociedad organizada”, defendió el diputado general.

“Estamos plenamente convencidos de que nuestro futuro solo lo podemos construir nosotros mismos. Y cuando digo nosotros me refiero a la totalidad de la sociedad guipuzcoana”, remarcó el diputado general. “En este mundo tan incierto, es más necesario que nunca que asumamos como sociedad la responsabilidad de encauzar nuestro futuro. Porque en efecto, cuando en nuestro entorno se están produciendo profundas y rápidas transformaciones, es preciso que los guipuzcoanos actuemos con lucidez y presteza, para que sepamos enfocar y abordar como sociedad los retos y dificultades que se nos presentan cara al futuro”, prosiguió. “Etorkizuna Eraikiz ya está transformando de raíz el modelo de gobernanza de Gipuzkoa y se trata de una senda que no tiene retorno”, sentenció.