Turistas mojados, turistas felices

A los visitantes no les importa el mal tiempo y disfrutan de Donostia con una sonrisa, recurriendo sin problemas al paraguas para recorrer la ciudad, sin suspender los planes que ya tenían preparados con antelación para estos días

Un reportaje de Gorka Martínez. Fotografía Iker Azurmendi - Viernes, 7 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

aunque ya se esté hablando de la vuelta al cole y parezca que se ha acabado el periodo vacacional, todavía es verano y los turistas siguen presentes en Donostia. El tiempo no ha sido el más favorable en los últimos días, pero eso no ha anulado el empeño de los muchos visitantes de disfrutar de los encantos de la ciudad.

“Pese a la lluvia nosotros salimos a caminar como un día cualquiera y vamos a la Parte Vieja a comernos unos pintxos”, afirmaban ayer bajo la lluvia Mercedes Martín y Juan Jesús Sánchez, dos turistas de Lanzarote. A los canarios les sorprendía mucho lo verde que estaba el paisaje y resaltaban que “en nuestra tierra no tenemos esto”. “Nos sorprende mucho también que la gente se mueva tanto en bici”, añadió Mercedes Martín, que se extrañaba igualmente de que los donostiarras, por mucho que llueva, salen a la calle.

Por su parte, una familia catalana decidió combatir el mal tiempo montándose en el tren txu-txu para recorrer así parte de la ciudad. Acababan de llegar a Donostia tras pasar unos días en Hondarribia, donde los preparativos de las fiestas les han animado a venir a Donostia, explicó Margarida Busquets. No les había dado mucho tiempo de ver nada y lo primero que hicieron, según Ariana Genové, fue “ir a un centro comercial y comprar unos paraguas”.

“Aunque llueva, nosotras vamos a ver la ciudad de igual manera y pasearemos con los paraguas que hemos comprado”, explicaban montadas en uno de los vagones del tren turístico. Aunque tenían ganas de visitar todos los rincones de la ciudad, dejaron claro que una de sus prioridades era conocer el parque de atracciones que se encuentra en el monte Igeldo.

El Náutico donostiarra es uno de los puntos que más visitantes reúne a lo largo del verano, sobre todo cuando el día es soleado. Aun así, la lluvia no frenó a algunos de los turistas que se acercaron a sacarse unas fotos con La Concha y la isla de Santa Clara de fondo. Este es el caso de una pareja madrileña que inmortalizaba el momento con su móvil. “La ciudad nos encanta”, manifestaban Javier Machio y Laura García. El primero visitaba la capital guipuzcoana por segunda vez en su vida, mientras que la segunda pisaba la ciudad por primera vez. “No hemos visto mucho todavía porque acabamos de llegar hace 30 minutos”, explicaban los madrileños.

“Con este tiempo no se hace nada especial, comprar un paraguas y seguir paseando, ¡que la lluvia no quema!”, expresó Machio. Entre los planes de la pareja están pasear por La Concha e ir a comer pintxos a la Parte Vieja, dos propósitos que a Machio, al conocer la ciudad con anterioridad, le parecen “maravillosos”.

También acuden a Donostia turistas de fuera del Estado. La familia alemana Steinwart, tras salir de la heladería Polo Loco, afirmaba que la ciudad es “muy bonita” y destacaba “el ambiente y la atmósfera” que se respira en ella. “Nos ha sorprendido mucho la isla y la amabilidad de los donostiarras”, añadían los germanos. La misma opinión tenía un matrimonio de los Estados Unidos de América en cuanto a la ciudad: “Nos encanta su esencia, tiene mucha vida”. La lluvia tampoco les incomodaba porque “ante el mal tiempo, hay que ir bien equipados”.