El Bera Bera, a “disfrutar” y “tratar de sorprender”

La plantilla del Super Amara Bera Bera, antes de subirse al autobús rumbo al aeropuerto de Bilbao.

balonmano el equipo donostiarra se mide mañana al bietigheim, que sobre el papel es “muy superior”

Néstor Rodríguez Iker Azurmendi - Viernes, 7 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El Super Amara Bera Bera puso ayer rumbo a Lublin (Polonia), donde este fin de semana disputa la previa de la Champions. Ni el incómodo viaje -la expedición donostiarra salió ayer a las 11.00 de Bidebieta y llegará este mediodía a la localidad polaca después de hacer noche en Varsovia- ni la dureza del rival que tendrá enfrente mañana -el temible Bietigheim alemán, lleno de internacionales en sus filas- quitan la ilusión al conjunto donostiarra, consciente de la dificultad de meterse en la fase de grupos de la Champions pero con ganas de dar guerra y, por qué no, la campanada.

La semifinal entre el Bera Bera y el Bietigheim abre la previa mañana a las 16.00 horas, y a las 19.00 juegan el Lublin polaco y el Jomi Salerno italiano. Los dos vencedores de las semifinales disputarán el domingo (19.00) la final, cuyo ganador accederá a la fase de grupos de la Champions. Antes, a las 16.00, tendrá lugar el partido por el tercer y cuarto puesto, que tiene su importancia, ya que el segundo y tercer clasificados de la previa irán directamente a la tercera ronda de la EHF Cup, mientras que el último clasificado empezará desde la segunda ronda de la EHF, situación que el Bera Bera quiere evitar.

“A priori las alemanas son favoritas, tienen un equipazo”, reconocía ayer antes de subirse al autobús Alba Menéndez, que destacó el potencial del Bietigheim: “En todas las posiciones tienen como mínimo una internacional. Será difícil, pero vamos a competir y a intentar ganar. Nosotras trataremos de hacer nuestro juego, salir concentradas y tratar de sorprenderlas, luego nunca se sabe. Va a ser un fin de semana apasionante. Tenemos ganas de ir y jugar una competición así. Estamos motivadas y con ganas”.

Pese a que no descartan la sorpresa, en el Super Amara Bera Bera son conscientes de que el objetivo más realista en esta fase previa es evitar el último puesto y así acceder a la tercera ronda de la EHF. Así lo reconocía Alba Menéndez: “El objetivo mínimo es ganar un partido. De ahí para arriba, meternos en la Champions sería estupendo, pero el objetivo mínimo es ganar un partido”.

La defensa exigirá un plus al conjunto guipuzcoano: “Ellas son bastante más grandes que nosotras, tienen lanzadoras y no estamos acostumbradas a defender esos ataques en nuestra liga”.

una ex del bietigheim Si hay una jugadora que conoce bien al rival de mañana es la brasileña Fernanda da Silva, que lleva varias temporadas compitiendo al máximo nivel en Europa y que el año pasado militó en el Bietigheim. “Han cambiado, pero creo que a mejor porque han fichado jugadoras muy buenas, internacionales de Alemania, Holanda, Dinamarca... es un equipazo, plantilla muy buena, con muchos recursos”, comentaba la extremo, que pasa la presión a ellas y pide “disfrutar” a sus compañeras: “Tenemos que disfrutar el partido, ellas tienen muy buenas jugadoras, pero queremos pelear. No tenemos nada que perder. Vamos a jugar felices, a apoyarnos entre nosotras y a ver si así podemos sorprender”.

El Bera Bera tendrá que pelear frente a un rival “muy fuerte físicamente”. “Ellas son más grandes, nosotras somos más pequeñas, así que tendremos que defender muy bien, intentar jugar al contragolpe y ser más rápidas. Ellas tienen menos movilidad. Tenemos que intentar sacarlas del partido, forzar exclusiones y atacar su defensa. Ellas no están acostumbradas a nuestro estilo de juego”, analizó la Da Silva, que insistió en disfrutar del partido: “Vamos a dejarles la presión a ellas, a veces los equipos con presión se atenazan. Nosotras a jugar felices e intentar sorprender”.

La brasileña ve “posible” alcanzar la final: “Estamos bien y vamos a luchar. Si no, me quedaba en casa cuidando a mi hijo. Vamos a pelear. Es posible, a veces se ven sorpresas. Si nos clasificamos para la Champions, estaríamos felices”.

Secciones