Comercio local y la vida de nuestros barrios

Por Jabier Estebanez ‘Gorri’ - Jueves, 6 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Los barrios son la forma de organización natural de la ciudad, por lo que es importantísimo que las calles estén vivas, que haya vida en los barrios, para ello el comercio local y de proximidad, el que conocemos como pequeño comercio, es fundamental dentro de la estructura económica e incluso humana de nuestra ciudad.

Tanto en el tejido económico como en la esencia de nuestra ciudad el comercio donostiarra es y debe de ser una parte fundamental, pero desgraciadamente vemos como en los últimos años muchos de estos comercios se van viendo obligados a cerrar sus persianas, debido a diferentes amenazas, como pueden ser, la venta por Internet, las tiendas de conveniencia de firmas internacionales (sus horarios) o la implantación o ampliación de las grandes superficies comerciales.

A día de hoy, el sector del comercio supone el 12% del PIB de nuestra ciudad y ofrece más de 13.000 puestos de trabajo, por lo que es una actividad económica imprescindible. Un sector que como otros sectores necesita ayuda y políticas municipales consensuadas con el sector.

El Parlamento vasco aprobó que el nuevo Plan Territorial Sectorial (PTS) de Creación Pública de Suelo establezca limitaciones a la implantación de nuevos grandes equipamientos comerciales y a la ampliación de los existentes en el pasado mes de junio por lo que no entendemos que en Donostia se haga caso omiso a una decisión de este calado y no se promueva, ya que es más necesario que nunca una mesa para analizar las consecuencias que estas ampliaciones y aperturas podrían tener en el comercio de nuestra ciudad. Una mesa donde estén representadas todas las sensibilidades, y en la que se dé voz a las asociaciones de comerciantes. Más aún cuando vemos que desde el consistorio se da luz verde a la ampliación o puesta en marcha de estas grandes superficies comerciales en 25.000 m2 en Garbera, 21.000 m2 en Illunbe y otros 42.000 m2 en Belartza. A los que hay que añadir los 116.000 metros cuadrados en previsión que hay en el corredor Irun-Usurbil, donde pasaríamos de hablar de los 206.000 m2 construidos en la actualidad a los 410.000 m2.

De la misma manera que no podemos dejar de trabajar en un objetivo de una ciudad más amable, ya que en este tema no estamos hablando únicamente de nuestro comercio de ciudad sino de un modelo de ciudad, y hacía donde o como queremos que sea la Donostia en un futuro no tan lejano.Coordinador general de Eusko Alkartasuna Donostia

Secciones