Estabilizar el puente de Deba costará cerca de 1,7 millones de euros

La Diputación adjudica a la empresa Freyssinet los trabajos de urgencia, que se prolongarán durante nueve semanas

Jueves, 6 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

deba - La Diputación Foral de Gipuzkoa ha adjudicado a la empresa Freyssinet SAU, por un importe de 1.655.135 euros (IVA incluido), las obras para asegurar la conservación y evitar el derrumbe del viejo puente de piedra que enlaza los términos municipales de Deba y Mutriku superando la ría debarra, que sufrió un hundimiento parcial a comienzos del pasado mes de julio.

Los trabajos, que ante el “alto riesgo de desplome” de la estructura han sido adjudicados por la entidad territorial por el procedimiento de urgencia, arrancarán la próxima semana y se prolongarán por espacio aproximado de dos meses (el plazo de ejecución establecido en la adjudicación es de nueve semanas).

La actuación de emergencia se llevará a cabo bajo la dirección y coordinación de la empresa de ingeniería Fhecor-Injelan (esas labores han sido adjudicadas por 77.573 euros) y consistirá, principalmente, en “asegurar la estabilidad de las bóvedas”.

Para ello, se dispondrá de una estructura auxiliar sobre el puente que servirá para realizar la sujeción de estas bóvedas. Todo ello, con la particularidad de que esa estructura dispondrá de una pasarela peatonal para posibilitar que la ciudadanía pueda volver a atravesar el puente.

En cualquier caso, esos trabajos forman parte de una primera fase impulsada con el fin de evitar el desplome de las bóvedas del puente, cuya recuperación integral se deberá afrontar posteriormente.

Según han explicado desde la Diputación Foral de Gipuzkoa, “la recuperación integral del puente comprenderá el desmontaje de los tramos colapsados y de la pila central (la que ha descendido) y su posterior reconstrucción sobre una nueva cimentación”.

En todo caso, y a la vista de lo sucedido, “en las actuaciones de rehabilitación definitivas se deberán recalzar todas las cimentaciones, excepto el estribo del lado de Mutriku que se encuentra cimentado en roca”.

Así las cosas, todo apunta a que deberá pasar bastante tiempo para que el emblemático puente construido en el año 1866 sobre la ría de Deba recupere el aspecto que mostraba hasta el hundimiento parcial que sufrió durante la madrugada del pasado 5 de julio. - Jabi Leon