Zurriola Ikastola construirá un nuevo edificio en su sede de Villa Sacramento

Proyecto de nuevo edificio que ocupará la parcela entera.

El Ayuntamiento aprueba el primer trámite para permitir la obra

C. Alonso - Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - La ikastola Zurriola proyecta derribar su sede del edificio de Villa Sacramento, en Ategorrieta, con el fin de construir uno más grande, que sirva a las actuales necesidades del centro educativo. La junta de gobierno del Ayuntamiento de Donostia dio ayer su aprobación inicial a la modificación puntual del Plan General para permitir este cambio, con lo que comienza la tramitación de la propuesta.

La ikastola Zurriola funciona repartida en varios edificios. Villa Sacramento acoge los cuatro primeros niveles de Educación Primaria, pero no dispone de los espacios mínimos exigidos por la ley, según señala el centro escolar, lo que ha motivado su petición para derribar el inmueble y construir uno nuevo ocupando toda la parcela, que pueda albergar los espacios necesarios para acoger en el lugar a todos los alumnos de educación primaria, que ascienden a 450.

El conjunto de Villa Sacramento, tiene su origen en una villa construida en 1911 a la que le han ido surgiendo añadidos a lo largo de los años. En la actualidad, el complejo tiene tres lados, uno de los cuales corresponde a una residencia de mayores mientras que el extremo oeste y el ala sur acogen una parte de la ikastola Zurriola. Otra parte del centro escolar se ubica en la cercana Villa Soroa, con 16 aulas de educación infantil, mientras que en el edificio Hurra se concentran los estudiantes de ESO, bachiller y formación profesional.

Mientras la construcción actual tiene una altura de 16.90 metros, la nueva subirá hasta los 18 y sus cuerpos retranqueados alcanzarán los 25 metros. La edificabilidad de la parcela pasará de los 2.150 metros cuadrados de techo actuales a 6.168, lo que supone un aumento de 4.018 metros de techo, es decir, un 186%.

El centro Zurriola nació en 1966 y el número de alumnos ha crecido ininterrumpidamente desde entonces. Por ello, la ikastola ha ido ampliando sus instalaciones, pero sus responsables consideran inadecuadas las de primaria, que han evolucionado “de manera muy precaria en lo que a los espacios físicos se refiere”, según recalcan.

En el año 2007, Zurriola se fusionó con el liceo Aita Barandiaran y aumentó aún más el alumnado. De hecho, pasó de tener 32 clases con 720 alumnos en el curso 2003-2004 a 53 clases y 1.266 alumnos en el curso 2015-2016. En los últimos doce años, pues, experimentó un crecimiento del alumnado del 75%.

En la actualidad, esta ikastola de Gros imparte todos los ciclos de enseñanza entre los dos y los 18 años, así como un grado superior de Formación Profesional en Promoción de Actividades Físicas y Deportivas.

El nuevo edificio proyectado no incluye espacios para aparcar. En los últimos tiempos, el centro escolar ha intentado mejorar los hábitos de transporte del alumnado. Además, el Ayuntamiento ha colocado pivotes en todas las aceras cercanas a las sedes del centro educativo con el objetivo de que las familias dejen de usar el vehículo particular y se ha notado un cambio de costumbres. Los últimos recuentos indican que la mayor parte del alumnado llega andando a la ikastola, con un 39% del total, seguido de los usuarios que llegan en coche particular, el 27%. El transporte público es el modo elegido por el 15% y el transporte escolar por el 16%.

Secciones