La Zurriola duplicará su seguridad ante las últimas agresiones sexuales

Concentración en repulsa por la última agresión sexual ocurrida en La Zurriola.

Donostia sale a la calle por la última denuncia por violación
En el acto, un vecino insta a endurecer las leyes

Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

dONOSTIA - El concejal de Derechos Humanos del Ayuntamiento de Donostia, Juan Ramón Viles, señaló ayer en la concentración en repulsa contra la supuesta violación sufrida por una mujer en la zona de la Zurriola en la madrugada del pasado domingo, que el Consistorio donostiarra “duplicará” la seguridad en esa área de la ciudad. Viles participó en este acto de repulsa, que tuvo lugar en el mediodía de ayer en los jardines de Alderdi Eder.

Tras la concentración silenciosa, que duró cinco minutos y finalizó entre aplausos, un ciudadano emplazó al Ayuntamiento en voz alta a “incrementar la vigilancia policial” en la Zurriola, al tiempo que solicitó un “endurecimiento legislativo de las penas” para los agresores.

A la concentración, además de Viles, acudieron la presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Eider Mendoza, la directora foral para la Igualdad, Miren Elgarresta, y miembros de todos los partidos con representación en el Ayuntamiento de Donostia.

En declaraciones a los medios de comunicación, Viles indicó que la playa de la Zurriola “no se considera punto crítico, pero se va a duplicar la seguridad, que se sumará a la que había hasta ahora, que era importante”.

Asimismo, ante estas agresiones sexuales contra las mujeres, Viles dejó claro que el Ayuntamiento aporta la “ayuda social y jurídica” a todas estas víctimas. Además, el concejal de Derechos Humanos hizo especial hincapié en la necesidad de impulsar “valores para una sociedad más igualitaria, que es la cuestión latente” en este tipo de ataques.

La concejal de Barrios y Descentralización, Duñike Agirrezabalaga, explicó que continúa la investigación para esclarecer “quiénes han sido los agresores” de la mujer que presentó una denuncia por violación el pasado domingo.

“En estos momentos lo importante es que la víctima se vaya recuperando y que todas las diligencias que se pongan en práctica sirvan para coger al agresor”, indicó en esta concentración Arrizabalaga, quien subrayó que el Ayuntamiento trabaja de forma “coordinada” con la Diputación de Gipuzkoa para poner a disposición de la víctima los servicios necesarios.

Políticas insuficientes Arrizabalaga aseguró que “es muy difícil obtener una seguridad cien por cien” en los espacios públicos e indicó que “hay que conseguir erradicar las actitudes sexistas y machistas, desde la más leve hasta la más dura”.

Las políticas adoptadas hasta el momento “no han sido suficientes”, señaló Arrizabalaga, quien explicó que el Ayuntamiento “trabaja en los puntos críticos y trata de mejorar las medidas, pero sin olvidar que es un tema de educación y de cultura”. El agresor que busca una acción “siempre encuentra un recoveco” y “da igual que sea de día o de noche”, indicó la concejala. - Efe/E.P.

Secciones