PSOE, PP y Cs impiden investigar la fortuna en negro del anterior rey

La Mesa del Congreso rechaza la petición para verificar las revelaciones de Corinna

“No puede haber más ley del silencio e impunidad. Hay sospechas de evasión fiscal y corrupción” “Ahora puede haber capacidad de la oposición para hacerles pagar la prenda de esta ignominia” “Al PSOE le tiemblan las piernas en cada oportunidad de avanzar en la calidad democrática”

Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El Congreso no investigará las grabaciones en las que Corinna zu Sayn-Wittgenstein revela supuestas prácticas ilegales e irregulares del rey emérito. La Mesa del Congreso, con los votos del PP, el PSOE y Ciudadanos, rechazó ayer tramitar la comisión de investigación pedida por Unidos Podemos, ERCV y el Grupo Mixto sobre las actividades mencionadas en una conversación grabada por José Manuel Villarejo a la amiga del monarca.

En aquella conversación grabada por el excomisario, actualmente en prisión preventiva por delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales, la examante del exjefe del Estado revelaba que éste cobraba comisiones y tenía tanto cuentas en Suiza como propiedades en Marruecos, con ella como testaferro. También que el padre del actual monarca se acogió a la amnistía fiscal en España y que pidió dinero para el Instituto Nóos, cuya gestión ha supuesto el encarcelamiento de su yerno, Iñaki Urdangarin.

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, lanzó la idea de esta investigación parlamentaria en julio y después fueron el diputado de Podemos Rafael Mayoral y el de En Comu Joan Mena los que invitaron al resto de grupos a sumarse a la iniciativa para que naciera con el mayor respaldo posible. Las comisiones de investigación las pueden solicitar dos grupos parlamentarios o 70 diputados, una cifra que Unidos Podemos no alcanza en solitario porque tiene 67 escaños. Enseguida adelantaron su disposición a firmar la petición los ocho diputados del PDeCAT, los cuatro de Compromís y los dos de EH Bildu que, con Unidos Podemos, suman 81 parlamentarios. Días después se sumó ERC, con lo que la iniciativa se registró con el respaldo de 90 diputados.

Tras el paréntesis estival, la iniciativa ha sido examinada por la Mesa del Congreso, que ha rechazado tramitarla con el argumento de que carece de encaje constitucional, conforme al criterio reiteradamente expresado por los servicios jurídicos de que el Legislativa controla al Ejecutivo, pero no a la Jefatura del Estado, sobre la que no tiene competencias. En julio, el PP y el PSOE ya habían unido sus fuerzas en el órgano de gobierno de la Cámara para frenar el intento de Unidos Podemos de que la ministra de Haciendo, María Jesús Montero compareciera para explicar si pensaba investigar sobre esas posibles irregularidades fiscales de don Juan Carlos.

fraude La portavoz adjunta de Unidos Podemos, Ione Belarra, tachó de “fraude democrático” la decisión de la Mesa del Congreso y anunció que su grupo solicitará que reconsidere este rechazo. “No puede entender que PP, PSOE y Ciudadanos se hayan aliado para paralizar la comisión de investigación”, manifestó sobre el caso, que sigue abierto en la vía judicial. “No puede haber más ley del silencio y más impunidad. Hay sospechas fundadas de que Juan Carlos incurrió en delitos de evasión fiscal y corrupción, y eso tiene que ser investigado públicamente”, defendió la portavoz.

Asimismo, explicó que su formación puede llegar a entender “que el PP, que está empapado de corrupción, vaya a contribuir a la impunidad”, pero no que lo hagan el PSOE y Ciudadanos. “Tienen que colaborar y contribuir a la regeneración democrática”, reclamó.

También el coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, cargó contra el PSOE por su decisión de tumbar junto al PP y Ciudadanos la comisión y criticó que, “más allá de soflamas y propaganda, le tiemblan las piernas en cada oportunidad de avanzar en la calidad democrática”. Según Garzón, “no es de recibo la coartada argumental empleada por el PSOE y sus socios”, el líder del PP, Pablo Casado, y el de Ciudadanos, Albert Rivera”. “Alegar a estas alturas la supuesta ‘inviolabilidad’ del jefe del Estado cuando ahora carece de ella resulta cuanto menos sorprendente”, ha denunciado en un comunicado. A este respecto, el líder de IU recordó que la ministra de Justicia, Dolores Delgado, “antes del verano y de entrar de lleno en la dinámica del poder llegó a valorar públicamente que Juan Carlos de Borbón tiene sólo la condición de aforado, pero desde que abdicó su figura dejó de ser inviolable y podría exponerse a una investigación”.

El Gobierno y el PSOE, sin embargo, ya habían dejado caer que no tenían intención de apoyar las pesquisas parlamentarias. “No vamos a aceptar ningún chantaje al Estado”, declaró el propio Sánchez el pasado julio. La comparecencia secreta del director del CNI, Félix Sanz Roldán, en el Congreso fue suficiente para los socialistas. Su portavoz, Adriana Lastra, dijo que las explicaciones del jefe de los espías españoles no le generaba “ninguna duda”. - N.G.