Llarena esgrime falta de competencia de la Sala belga

El abogado de Llarena (izquierda), junto a los letrados de los demandantes, ayer en Bruselas. (Foto: Efe)

El tribunal aplaza la vista al día 25 a petición de la defensa del magistrado

Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El Estado español basará la defensa del juez Pablo Llarena en el proceso por la demanda civil interpuesta en Bélgica por el expresident Carles Puigdemont y los exconsellers huidos contra el magistrado del Tribunal Supremo en la falta de competencia de la Justicia de dicho país. Y es que este asunto afecta, según la defensa de Llarena, a la inmunidad jurisdiccional española.

Así se desprende de la primera vista del procedimiento que tuvo lugar ayer ante la sala 7 del Tribunal de Primera Instancia del juzgado francófono, en la que la jueza decidió aplazar la audiencia hasta el día 25, a petición de la defensa de Llarena para que el Reino de España pueda personarse en la causa. Esta circunstancia hace prever que el proceso se alargará más de lo previsto.

La vista, que duró apenas 10 minutos, sirvió de primera toma de contacto entre las partes, ya que no se entró en el fondo de la demanda, sustentada en una supuesta vulneración a la presunción de inocencia por parte del juez del Supremo, por la que Puigdemont y cuatro exconsellers piden un simbólico euro de indemnización.

“El Reino de España y el juez Llarena cuestionan la jurisdicción de las Cortes y Tribunales belgas, por ello he solicitado que se pospusiera la audiencia al 25 de septiembre, para permitir al Reino de España intervenir para defender su inmunidad de jurisdicción”, resumió a los medios el abogado del magistrado, Hakim Boularbah, al término de la vista.

Con el visto bueno de la acusación, la jueza fijó la próxima vista el próximo día 25, “a la misma hora y en la misma sala”, momento en que se espera que las partes presenten sus argumentos escritos antes de argumentar el caso oralmente. Tampoco se espera que entonces haya decisiones de fondo o sobre la admisibilidad del caso, según los abogados de los políticos independentistas.

Durante la vista, ninguna de las partes mencionó la polémica por el error en la traducción al francés de las declaraciones de Llarena que la acusación ha utilizado para armar la demanda civil y que atribuían al juez una afirmación que él expresó en condicional. Los abogados de Puigdemont y de los cuatro exconsellers huidos afirmaron ayer que “este tema no tiene importancia porque no cambia nada del fondo del asunto, que sigue siendo una falta que consideramos muy grave”. Agregaron que ya han presentado una nueva traducción jurada.

Lazos en la entrada Un operario del Palacio de Justicia belga retiró a primera hora una veintena de lazos amarillos colocados en la entrada del edificio. Tras recibir la orden de sus superiores, el funcionario procedió a retirar pasadas las 8.00 horas los lazos, que estaban colocados en las barandillas de entrada al juzgado de primera instancia. - N.G.

Secciones