Torra llama a movilizarse “hasta el final” si hay condenas por el 1-O

El acto institucional de la Diada consistirá en una marcha por la libertad de presos y exiliados

C. C. Borra - Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

DONOSTIA - El president de la Generalitat, Quim Torra, apeló ayer a la movilización popular en la calle tras la celebración del juicio a los políticos independentistas que están en prisión. Defendió que el proceso judicial contra los líderes soberanistas es “una farsa instruida desde el Gobierno español que tiene la voluntad de destruir una idea y de descabezar el proceso independentista”, como dijo en su día la exvicepresidenta del Gobierno español Soraya Sáenz de Santamaría, recordó.

Por este motivo, afirmó que, tras los juicios por el procés, habrá que dar una respuesta en el Parlament, y auguró unos meses en los que se producirá una “movilización permanente en defensa de los derechos civiles”. “Las marchas por los derechos civiles de los años 60 en Estados Unidos cambiaron el país y aquí, cuando recibimos la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, la gente salió a las calles y cambiamos el país”, subrayó en declaraciones a TV3.

Así, “si al pueblo de Catalunya le parece que es una de las vías”, avaló que se convoque un paro similar a una huelga, aunque admitió que es prematuro valorar su idoneidad. Señaló asimismo que las decisiones que adopte el Govern que preside solo corresponden al propio Ejecutivo catalán: “Que nadie se atreva nunca jamás a insinuar que lo que hagamos en este Govern puede perjudicar a los presos políticos”.

Torra advirtió además de que tiene intención de culminar el proceso independentista: “Llegaré hasta el final. Mi único límite es el Parlament de Catalunya”. “Es el único al que debo lealtad y, por tanto, llegaré tan al final como el Parlament quiera llegar”, insistió. Agregó no tener miedo de la amenaza de la aplicación del artículo 155 de la Constitución y afirmó que no se ha planteado tener que exiliarse.

Precisamente ayer, el presidente español, Pedro Sánchez, defendió que el artículo 155 es un “instrumento perfectamente constitucional y legítimo para volver a reubicar a Cataluña en el Estatuto y en la Constitución”. No obstante, consideró que no se han producido las circunstancias para tener que aplicarlo de nuevo, aunque “en el momento en el que se produzcan, el Gobierno lo hará”.

Respecto a la conferencia política que Quim Torra pronunciará esta tarde en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC) de Barcelona, el president avanzó que espera recoger al independentismo central, que cree hegemónico esta comunidad, y la defensa de los derechos y libertades civiles. Agregó que apelará a la unidad y que los juicios contra exconsellers investigados en el Tribunal Supremo no servirán para defenderse sino para acusar al Estado español de actuar contra la democracia.

Llama del Canigó Por otro lado, el acto institucional de la Diada organizado por el Govern y el Parlament se celebrará el lunes, día 10, y reivindicará la “libertad de los presos políticos y exiliados” con una marcha por la libertad que encabezarán el president de la Generalitat, Quim Torra, y el del Parlament, Roger Torrent.

Así lo anunciaron ayer la portavoz del Govern, Elsa Artadi, y el vicepresidente primero de la Cámara, Josep Costa, que explicaron los detalles del tradicional acto institucional de la víspera de la Diada. El mismo comenzará a las 20.30 horas con la llegada de la llama del Canigó al Parlament y, posteriormente, la marcha por la libertad, encabezada por Torra y Torrent, la trasladará hasta el Palau de la Generalitat para “devolver la fuerza y las esperanzas a las instituciones, después de unos meses de oscuridad y parálisis impuestas”.