Miramar, ‘astillero’ por dos días

Interior de la nao ‘San Juan’ que se está reconstruyendo en la Factoría Marítima Albaola de Pasaia.

El palacio donostiarra acogerá mañana y el jueves un congreso para CONOCER LAS CARACTERÍSTICAS DE LA NAO ? |

Un reportaje de Alex Zubiria - Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Con el descubrimiento de América, las embarcaciones europeas sufrieron una gran transformación, pasando de simples barcos de pequeñas mercancías a navíos transoceánicos que estaban en constante movimiento. Un cambio en el que los astilleros vascos jugaron un papel importante, ya que fueron “pioneros” en la construcción de navíos con estas características como la nao San Juan, la nao San Pedro o la nao Victoria, con la que Elcano consiguió completar la primera circunnavegación al mundo, de la que se cumple el jueves 499 años. Ahora, la Factoría Marítima Vasca Albaola se ha propuesto recuperar buena parte de la historia vasca reconstruyendo fielmente los tres barcos y reuniendo, de ser necesario como en el caso de la nao Victoria, a expertos que estudien el aspecto real del mercante.

El Palacio Miramar de Donostia acoge mañana y el jueves un congreso internacional para conocer las características de la nao Victoria de Elcano. Con las ideas y conclusiones que se saquen de él, Albaola podrá construir una réplica “lo más fielmente posible”, una vez que finalicen los trabajos de la nao San Juan, el ballenero que desde 2013 elabora la factoría marítima y que se espera esté terminado para dentro de dos años.

Así lo explican Raúl Pérez y Xabier Alberdi, director científico y director general del Museo Naval, respectivamente. “Los restos de la embarcación se perdieron hace tiempo, por lo que la incertidumbre siempre va a estar ahí, pero el objetivo es reducir el porcentaje. Si en las réplicas actuales hay un 70% de incertidumbre, trataremos de que en este haya un 10%”, apuntó Alberdi.

Para conseguirlo, expertos en embarcaciones de los siglos XIII al XVI se darán cita en Miramar. Entre los invitados figuran el profesor de Antropología de la Universidad de Montreal Brad Loewen;el jefe del centro de investigación del Museo Marítimo Nacional de París Eric Rieth;el arqueólogo marino Javier Vicedo Jover;y el presidente de la asociación Albaola Xabier Agote, entre otros.

Todos ellos analizarán los cambios que se dieron en los barcos de los siglos XV y XVI, que pasaron de simples embarcaciones de comercio entre países europeos a grandes navíos transoceánicos a partir de la hazaña de Juan Sebastián Elcano.

El marino getariarra consiguió dar la primera vuelta al mundo con la nao Victoria, una nave de 85 toneladas como las que se utilizaban para el transporte de pequeñas mercancías y para la pesca del bacalao, y no en una embarcación preparada para tal odisea.

El mayor ejemplo de que el navío carecía de las características idóneas para completar la circunnavegación está en que, de los cinco barcos que salieron de Sevilla rumbo a las islas Molucas en Indonesia, destino final original del viaje;solo dos llegaron a buen puerto. De ellos, únicamente la nao Victoria consiguió volver a tierras del imperio español.

Tras la hazaña, en la que solo sobrevivieron 18 personas de la tripulación original, los astilleros europeos vieron la necesidad de construir mercantes de mayor tamaño que pudieran soportar esta distancia con una carga aún más grande. En esta materia, los vascos de los siglos XV y XVI fueron pioneros al crear navíos como la nao San Pedro que la propia Albaola también reconstruirá.

Recuperar el patrimonio

La conferencia de esta semana dejará al margen el proceso que se utilizaba para elaborar los navíos, ya que este está bien estudiado gracias al trabajo que Albaola hizo antes de comenzar la reconstrucción de la nao San Juan.

Los trabajos de este ballenero, que salió de Pasaia en el siglo XVI y que naufragó en las costas canadienses de la península de Labrador, comenzaron en 2013 con el objetivo de estar finalizados para la Capitalidad Cultural de Donostia en 2016. No obstante, la fecha final acabó por retrasarse hasta 2020. A pesar de ello, la labor de la factoría marítima captó la atención de otros centros internacionales que se interesaron por la réplica de la nao San Juan.

En los siglos XVI y XVII, Pasaia se convirtió en el principal puerto ballenero de Europa. De él partió la nao San Juan hacia tierras canadienses, una embarcación de 200 toneladas con capacidad para 1.000 barricas de preciada grasa de ballena. Su pista, no obstante, se perdió en tierras americanas, donde se hundió, hasta que en 1978 un equipo de arqueología halló el pecio del ballenero pasaitarra.

A partir de él, el que mejor se conserva del siglo XVI en el mundo, Albaola ha podido reconstruir fielmente sus características.

Una vez que el astillero termine la réplica del navío, se pondrá manos a la obra con la nao Victoria, pero la mirada de la factoría ya está puesta mucho más allá.

Así, tal y como adelantó este periódico en junio, Albaola construirá en México la nao San Pedro, el navío con en el que el ordiziarra Andrés de Urdaneta logró el tornaviaje, esto es, retornar desde Filipinas al continente americano por el Pacífico.

La propuesta para reconstruir este navío llegó desde el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social del Occidente de México, y por el momento, Albaola estudia si realizar el proyecto junto a ellos o por separado con una delegación en el país americano.

La naoSan Juan fue la primera en realizar la ruta comercial Manila-Acapulco, lo que llevó a que entre siete y ocho embarcaciones siguieran su modelo. Este itinerario fue inaugurado por Urdaneta, ya que los mares del Oeste de las Molucas pertenecían a otras potencias como Portugal. Para evitarlo, y conseguir de este modo transportar todas las riquezas de Asia, los navíos retornaban a México y de allí a Europa.

Por el momento, Albaola desconoce cuándo podrá iniciar los trabajos de esta embarcación, ya que antes deberán finalizar las réplicas de la nao San Juany la nao Victoria.

Tres navíos que pretenden recuperar el patrimonio marítimo vasco y poner en valor la importancia de sus astilleros en la evolución tecnológica que sufrió el sector en los siglos XV y XVI.

el congreso

9.15-10.30 horas. Ponencia Marco: Evolution of the Basque technology between Middle Ages and Modern Age, Brad Loewen

10.30-11.15 horas. Conferencia: Contexto histórico de las transformaciones tecnológicas de las construcción naval en la época de los descubrimientos, Xabier Alberdi.

12.00-12.45. Conferencia: Análisis comparativo entre las naves peninsulares que protagonizaron los descubrimientos, Xavier Vicedo.

12.45-13.30 horas. Conferencia: The Newport Medieval Ship: The Construction and Sailing of 15th Century Merchant Vessel, Toby Jones.

13.30-14.15. Conferencia: L’épave de Cavalaire: caractéristiques des premiers navires basques de la Renaissance, Marion Delhaye.

9.00-9.45 horas. Conferencia: Archaeological investigation process over Basque vessels in Canada, Brad Loewen.

9.45-10.30 horas. Conferencia: L’épave du XVe siècle d’Urbieta, Eric Rieth, Manu Izaguirre.

11.15-12.00 horas. Conferencia: The building of the ‘San Juan’, Xabier Agote.

12.00-12.45. Conferencia: El pecio Barceloneta I y la presencia vasca en el Mediterráneo bajomedieval, Mikel Soberón Rodríguez.

12.45-14.00 horas. Ideas y conclusiones generales del Congreso.

Secciones