reforma del Estatuto vasco

Urkullu apela a hacer "el esfuerzo de ensanchar el acuerdo"sobre el nuevo estatuto

El lehendakari Iñigo Urkullu (EFE)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que "merece la pena el esfuerzo" de intentar "ensanchar" el acuerdo sobre el nuevo estatuto vasco alcanzado por PNV y EH Bildu y ha añadido que el texto resultante debe tener "recorrido institucional y viabilidad".

EP - Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 11:59h.

BILBAO. En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el lehendakari ha asegurado que "nadie" en el Gobierno de Pedro Sánchez le ha trasladado que el acuerdo PNV-EH Bildu sobre el nuevo estatus "no tendría ninguna opción" en el Congreso, tal y como aseguró este pasado domingo en una entrevista la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

Tras remarcar que esta cuestión corresponde a los grupos que conforman al Ponencia de Autogobierno abierta en el Parlamento Vasco, ha señalado que, en todo caso, el rechazo expresado por Celaá es "una posición inicial en base a lo que es un texto resultante de una primera fase de los trabajos" de la Ponencia y "todavía queda mucho tiempo" de trabajo en este foro, en el que "nadie se ha levantado de la mesa".

En este sentido, ha indicado que tanto el acuerdo alcanzado por PNV y EH Bildu como los votos particulares realizados por otros partidos "sirven como herramienta de trabajo" en la nueva fase de la Ponencia y ha remarcado que "se aspira a que el acuerdo sea ensanchado, que sea más amplio y cuanto más acordado, mejor acuerdo".

Urkullu ha criticado que se esté planteando "la inconstitucionalidad" del acuerdo sobre bases y principios que "todavía tienen recorrido en la búsqueda de nuevos consensos" y, sin embargo, "se obvia que el Estatuto de Autonomía de Gernika es Constitución, es una ley orgánica, y no se está cumpliendo".

En cualquier caso, ha señalado que, con la reforma del Estatuto vasco y de "avance y profundización" en el autogobierno, "estamos queriendo plantear cuestiones que vayan en beneficio del conjunto de la sociedad y, en este sentido, ese avance, profundización, actualización del autogobierno reconocido en el Estatuto de Gernika tiene que tener un recorrido institucional y una viabilidad".

El lehendakari ha precisado que su apelación a "enchanchar" el acuerdo se refiere "tanto a contenidos como a mayorías". En esta línea, ha manifestado, preguntado por las críticas de otras formaciones a cuestiones como la consulta habilitante o el concepto de ciudadanía vasca, que "todo lo que está pactado va a ser objeto de análisis, y lo que no está pactado o lo que algunos grupos parlamentarios no han pactado y, sin embargo, han expresado sus votos particulares".

"Todo eso tiene un recorrido hasta llegar a un planteamiento de texto articulado", ha insistido. A su entender, "merece la pena el esfuerzo" de intentar "ensanchar" lo acordado. "La pregunta que uno tiene que hacerse es si realmente estamos hablando del avance de nuestro autogobierno, si optamos por un planteamiento del todo o nada, en ese necesario reconocimiento que hemos de hacer del recorrido institucional y de la viabilidad que tenga lo que en su momento resulte", ha indicado.

De este modo, ha advertido de que, "si queremos quedarnos en depositar un texto que no tenga recorrido institucional y viabilidad, ya hemos tenido y tenemos textos".

"Pero la sociedad vasca agradecería que pudiera tener, cuanto menos para una generación, un texto articulado, lo más consensuado posible que responda a aquellos objetivos que actualicen el contenido del autogobierno singular y que lo sitúen en ámbitos como el de la UE, que puedan garantizar la bilateralidad efectiva y pueda incluso abordar algunas cuestiones del poder judicial. Son cuestiones que, junto con derechos sociales y civiles pueden ser perfectamente encajables en la Constitución española", ha apuntado.

"NO SE TRATA DE HACER RENUNCIAS"

En esta línea, ha señalado que, como militante del PNV, está "de acuerdo con lo que el PNV haya hecho", pero como lehendakari tiene "una responsabilidad de empastar una relación entre partidos políticos diferentes y de intentar representar a una mayoría plural de la sociedad vasca" y, por tanto, tiene que "mirar por el beneficio del conjunto de la sociedad, de los derechos de la mayorías y de las minorías".

De cualquier forma, ha indicado, ante las "apelaciones que todos están haciendo al PNV", que "no se trata de hacer renuncias", sino de "ser consciente de cuál es momento, la realidad que afecta a la sociedad y lo que merece la pena poder trabajar para el beneficio común de la sociedad".

El lehendakari ha señalado, asimismo, que "no hace falta la reforma de la Constitución" para la reforma de Estatuto, pero "es quizá un tiempo para analizar lo que ha dado de sí o lo que cabe interpretar del recorrido de la propia Constitución española".

Por otro lado, se ha referido a la negociación de las transferencias pendientes y ha señalado que el Gobierno de Pedro Sánchez "tiene una oportunidad de dar pasos elaborando un calendario de trabajo", porque "hace 39 años tenemos pendiente el cumplimiento de una ley orgánica".

No obstante, ha eludido pronunciarse sobre si, en caso contrario, el PNV debería apoyar o no a Sánchez en el Congreso ya que es "una decisión que corresponde al PNV". "Yo abogo desde el ámbito institucional por un mandato institucional del Parlamento vasco", ha concluido.

Secciones