Manfred Weber lidera la carrera para presidir la CE

El bávaro del CSU, dirige el Grupo Popular Europeo, favorito para ganar los comicios europeos de 2019

Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Bruselas - El político alemán de centroderecha Manfred Weber (CSU) parte en buen lugar para convertirse en el próximo presidente de la Comisión tras las elecciones europeas de mayo de 2019, aunque el ascenso de candidatos antieuropeístas promete dificultarle el camino, explicaron fuentes comunitarias.

Weber, actual presidente del grupo popular europeo (PPE) en la Eurocámara, parte como favorito en la carrera para ser el futuro líder del Ejecutivo comunitario al contar con el respaldo de destacadas personalidades de Bruselas. Además, forma parte de la familia política europea con más posibilidades de ganar los comicios, el Partido Popular Europeo. Y, por descontado, ser alemán.

Fuentes cercanas al político, de 46 años, que lleva siendo eurodiputado desde los 32, explicaron que “no confirmará” su candidatura hasta mediados de septiembre, coincidiendo con el cierre del plazo establecido para una candidatura sobre la que el partido dará su opinión final en un congreso en Finlandia en noviembre.

La luz verde de Ángela Merkel al político bávaro significaría al mismo tiempo que la canciller abandona su plan de que Jens Weidmann suceda a Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo, y que descarta aupar a su ministro de Economía, Peter Altmaier, o a la titular de Defensa, Ursula von der Leyen. “Weber parte en buena posición para ganar el congreso del PPE, pero no sabemos ¿qué pasará después?”, dijeron fuentes de la familia popular.

Igualmente, la investigadora del centro europeo de ciencia política (CEPS) Sophia Russack señaló que Weber tiene “grandes posibilidades” a día de hoy de convertirse en el candidato del PPE y también al puesto de presidente de la CE ya que “su partido obtendrá, y sería muy sorprendente que no fuera así, el mejor resultado” en las elecciones europeas.

Fuentes diplomáticas señalaron que Merkel y otros líderes europeos se niegan a aceptar la fórmula Spitzenkandidaten, por la que solo se pueda apoyar al candidato de cada familia política antes de las elecciones. - Efe