gp de italia

Hamilton da el golpe

Lewis Hamilton se da un baño de masas tras ganar en el territorio ferrarista de Monza. (EFE)
Lewis Hamilton celebra su triunfo delante de Raikkonen en el podio de Monza. (Foto: Efe)

 el piloto de mercedes remonta para lograr la victoria en monza y fortalecer su liderato en el mundial, con 30 puntos ya de ventaja sobre vettel

Adrian R. Huber - Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

monza (italia) - El inglés Lewis Hamilton (Mercedes) asestó un golpe psicológico al Mundial de Fórmula 1 al ganar ayer el Gran Premio de Italia, en Monza, donde, tras salir tercero, superó a los dos pilotos de Ferrari, que habían arrancado desde la primera fila, y reforzó su liderato con su sexto triunfo del año.

Hamilton aguó la fiesta, ante su entusiasta afición, a los Ferrari, que en Monza juegan en casa y que durante todo el fin de semana apuntaban al doblete, al ganar la decimocuarta carrera del año. Pero Lewis ganó por delante de los finlandeses Kimi Raikkonen (Ferrari) y Valtteri Bottas, y de Vettel, que fue cuarto y se queda a 30 puntos del inglés en la clasificación del campeonato.

Kimi salió bien, después de haberse exhibido el sábado, firmando la pole con la vuelta más rápida de la historia, a más de 263 kilómetros por hora. Pero en la segunda chicane su jefe de filas se vio superado por Hamilton, en una maniobra en la que ambos se tocaron y que provocó la entrada en pista del coche de seguridad. Vettel tuvo que cambiar el alerón delantero y regresó a pista, tras aprovechar para sustituir neumáticos, desde el fondo del grupo.

Tras nueve vueltas, Kimi lideraba por delante de Hamilton y el holandés Max Verstappen (Red Bull), con Bottas y el francés Romain Grosjean (Haas) por delante de Sainz, que rodaba en la sexta plaza;y el mexicano Sergio Pérez (Racing Point Force India), en la décima, tras superar a Alonso. Que un giro después tuvo que abandonar por cuarta vez este año.

Vettel, que había pasado a blandos, remontó hasta el cuarto puesto y, a pesar de afirmar que “no se” acababa “el mundo”, admitió estar “decepcionado”. Por delante, ya en la recta final de carrera, Raikkonen tenía evidentes problemas de degradación en sus neumáticos traseros y Hamilton cocinó a fuego lento un adelantamiento que se consumó en la vuelta 45 y que le permitió asestar un porrazo psicológico al Mundial ganando en casa del enemigo.

clasificaciones

Secciones