Batacazo antes de la Liga

El equipo txuri-urdin sufrió ayer en el campo de Urritxe ante un Athletic con más efectivos y más motivado. Fotos: José Mari Martínez
La portera de la Real ayer, Oihana, pasó una mala tarde al encajar cinco goles.

Euskal Herriko Kopa La Real encajó una dolorosa goleada en el derbi ante el
Athletic, el último test antes del comienzo del torneo liguero

Domingo, 2 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Amorebieta - La final de la Euskal Herriko Kopa supuso un trago amargo para el equipo femenino de la Real, que cayó goleado con rotundidad (5-1) ante el Athletic en el campo de Urritxe. Un varapalo antes del comienzo liguero de la próxima semana, en la que las guipuzcoanas visitarán al Granadilla Tinerfeño.

En esta ocasión el equipo dirigido por Gonzalo Arconada -que fue expulsado en la segunda parte por protestar-, que se presentaba a esta simbólica cita mermado por las bajas de la portera Mariasun Quiñones y la delantera Nahikari García -ambas con la selección estatal-, dos de sus mejores jugadoras;tampoco pudo evitar que el conjunto bilbaino siguiera dominando un torneo que acaba de cumplir su octava edición.

Las rojiblancas se adelantaron en el marcador nada más comenzar el choque con un disparo desde el borde del área de Leia. Un tanto que vaticinaba el dominio del bloque vizcaino. Al filo del descanso llegó el segundo gol local por mediación de Nekane, que se plantó sola delante de Oihana y no desaprovechó la oportunidad.

Tras el descanso el Athletic consiguió el tercer tanto, obra de Unzué. Aunque, eso sí, las realistas tuvieron arrestos para acortar distancias en el marcador y lo hicieron en una acción a balón parado. Un gran remate de Nuria Mendoza sirvió para que la Real anotara su único gol. Y pese a que en esta fase del encuentro, las txuri-urdin fueron superiores, su oponente hizo el cuarto en un contragolpe.

La Real lo siguió intentando en la última media hora, pero sin suerte de cara a portería. En el tramo final, de nuevo Moraza, marcó el quinto gol para las locales.

Un batacazo en el último test veraniego que debe servir a las blanquiazules para reaccionar antes del inicio de la Liga Iberdrola. - N.G.

Secciones