Puerta abierta

Jokin Aperribay y Roberto Olabe, durante el entrenamiento del pasado sábado en Zubieta.

La Real no descarta por el momento acudir al mercado para aprovechar la ventana que concede la liga a los clubes en cuyas plantillas se da una baja de larga duración

Marco Rodrigo Javi Colmenero - Domingo, 2 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El mal cuerpo provocado por la lesión de Martín Merquelanz el viernes en Ipurua permanecía vigente ayer a mediodía durante la presentación en sociedad de Sandro Ramírez. Apadrinó el acto Ángel Oyarzun, vicepresidente txuri-urdin, quien inició su alocución acordándose de los futbolistas del plantel que permanecen en el dique seco y fue preguntado a continuación por la posibilidad de acudir al mercado. La Liga concede una ventana a los clubes en cuya plantilla se da una lesión de larga duración. Y, a expensas de las pruebas médicas a las que se someterá el propio Merquelanz mañana lunes, todo apunta a que la Real va a contar con una posibilidad cuyas claves son las siguientes.

1- PEdir fichar La Real dispone ahora de 20 días naturales para decidir si solicita a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) poder tramitar una nueva ficha federativa. Esto supondría enviar al organismo una serie de documentos entre los que, lógicamente, destaca un parte médico acreditando que cuenta con un jugador lesionado cuya recuperación se va a prolongar por espacio de más de cinco meses. Si se confirman los malos pronósticos que durante la noche del mismo viernes ofreció la primera exploración de la rodilla de Merquelanz, será el caso del futbolista irundarra. “Sabemos que la legislación nos concede esta posibilidad. Ahora vienen quince días sin partidos y en función de la situación decidiremos”, aseguró ayer Ángel Oyarzun en respuesta a la pregunta anteriormente mencionada. Si nos atenemos a los plazos de la LFP (su legislación choca con la de la Federación Española, que aumenta a un mes completo el tiempo límite para tramitar la solicitud), la Real puede solicitar permiso para reforzarse hasta el jueves 20 de septiembre.

2- la decisión de la liga La Liga de Fútbol Profesional dispone de una comisión médica que valora solicitudes como la que podría cursar la Real durante los próximos días. Se trata de un comité que dictamina si la lesión en cuestión implica, efectivamente, al menos cinco meses de baja. Su veredicto debe producirse durante los tres días posteriores a que la petición haya sido recibida por la Liga. Se trata de un tiempo que no ralentiza en exceso el proceso por el que un club trata de reforzarse y que resulta también suficiente para que el comité médico pueda pedir al equipo solicitante información adicional sobre el jugador lesionado, si así fuera necesario.

3- quince días para inscribir Si la Liga estima que toda la documentación está en regla y que la lesión de un futbolista va a implicar más de cinco meses de baja, notifica al club que puede inscribir a un nuevo jugador. El plazo para hacerlo a partir de entonces es de quince días desde la luz verde por parte del organismo federativo. Así, el proceso es susceptible de prolongarse por espacio de un total de 38 días desde la lesión del jugador. Aplicado esto al hipotético caso de Merquelanz, podría darse el caso extremo de que la Real fichara un recambio para el irundarra el 8 de octubre, si en todos los pasos de la operación se apura el tiempo límite. Cabe destacar que la Liga establece que la fecha en la que arrancan todos los movimientos es la de la lesión del futbolista, no la del diagnóstico de la dolencia. De este modo, el viernes 31 de agosto supondría el inicio de todo este proceso.

4- a quién fichar La normativa que la Liga ha establecido para casos como el descrito es muy joven. Data de marzo de 2017. Y a la hora de referirse al nuevo jugador inscrito por un club exige que el movimiento no implique la expedición del Certificado de Transferencia Internacional (CTI). Es decir, impide a los equipos de la Liga sustituir a un lesionado con un futbolista procedente de otro campeonato. Si la Real se decidiera a reemplazar a Martín Merquelanz, debería hacerlo en los plazos de tiempo mencionados y centrándose en dos mercados muy concretos. El primero, el de los jugadores de la propia Liga. Y el segundo, el de los futbolistas que permanecen en el paro, sin equipo. Tomando como referencia y ejemplo todos los nombres que fueron colocados en la agenda txuri-urdin durante las semanas finales del recién cerrado mercado veraniego, ya no sería posible incorporar a Yusuf Yazici (Trabzonspor), Moussa Diaby (PSG) o al coreano Hwang Hee-Chan, que militaba en el Red Bull Salzburgo y ha sido sorprendentemente cedido al Hamburgo alemán, conjunto de la segunda división germana. Por contra, la Real sí estaría en disposición de intentar incorporar a otros jugadores que han sido situados en su órbita: Vallejo (Real Madrid), Hermoso (Espanyol), Juanpe (Girona) o Murillo (Valencia). Curiosamente, todos ellos defensas centrales.

5- el futuro de merquelanz De momento, el alcance exacto de la lesión de Martín Merquelanz no se conoce. Si se confirma la gravedad a la que apuntó el viernes el propio Asier Garitano y el club decide después cubrir su ficha con un nuevo refuerzo, el irundarra seguirá estando en disposición de jugar cuando se recupere. Y es que la Real ha tramitado 23 fichas para la temporada, por lo que todo apunta a que habrá hueco para el canterano (el tope de licencias federativas es de 25) una vez que este deje atrás su dolencia. Eso sí, Merquelanz no podría jugar hasta la siguiente campaña si el club le reemplazara en primera instancia y después completara el mencionado cupo de 25 fichas durante el próximo mercado invernal, ya en el mes de enero.

Secciones