El primer reto del nuevo Super Amara

La plantilla y el cuerpo técnico del Super Amara Bera Bera posa en Bidebieta, en su último entrenamiento antes de partir hacia tierras asturianas.

ESTRENO | El conjunto donostiarra disputa hoy la final de la Supercopa frente al Liberbank en Gijón

Iker Andonegi Esti Veintemillas - Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El nuevo Super Amara Bera Bera estrena hoy la temporada 2018-19 luchando por el primer título en juego. El conjunto donostiarra, campeón de la última liga, afronta el reto de ganar la final de la Supercopa frente al Liberbank Gijón en la pista de las asturianas (18.30 horas, TDP).

Los dos equipos han cambiado mucho desde que el Liberbank Gijón, entonces llamado Mavi Nuevas Tecnologías, se impuso al Bera Bera en el desenlace de la Copa (20-17).

En la plantilla guipuzcoana, Imanol Álvarez, que ya fue entrenador del Bera Bera en la 2012-13, ha tomado el relevo de Montse Puche al frente del equipo. Silvia Ederra, Mónica Ausàs, Andrea Zaldua, Ane Encina, Giulia Gurieiro y Ligia Costa han dejado la plantilla, y en su lugar han llegado la portera Renata Lais Arruda -exguardameta del Gijón y una de las artífices de la derrota del Bera Bera en la final copera-, la lateral Priscila dos Santos, la extremo Fernanda da Silva y las pivotes Yunis Camejo, Nekane Terés y Judith Sans, que vuelve al Bera Bera tras su paso por la liga danesa.

Arruda fue homenajeada ayer en la Gala del Balonmano Femenino celebrada en Gijón como mejor portera de la pasada liga, al igual que Maitane Etxeberria -mejor extremo- y Silvia Arderius -MVP- del torneo.

El técnico de Ermua no podrá contar en la final de hoy con Dos Santos, Esther Arrojeria ni Nora Azurmendi por lesión.

El Super Amara es el equipo con más títulos de la Supercopa, con seis trofeos. Las donostiarras, ausentes en la final de 2017, ganaron todas las ediciones entre 2012 y 2016, y otra más en 2007. Una victoria aumentaría la moral del Bera Bera de cara a su próximo debut en la Champions League el sábado que viene en la localidad polaca de Lublin. El Bietigheim alemán será el primer rival del equipo guipuzcoano, que un día después se tendrá que medir al conjunto anfitrión o al Salerno italiano.

Secciones