El PDeCAT se opone a subir el IRPF a las rentas más altas

Se queja de que “no existe interlocución del grupo con el Ministerio” y reclama reforzar la lucha contra el fraude fiscal

Viernes, 31 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

madrid - El portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, advirtió ayer de que su formación no es partidaria de subir impuestos y que, en vez de propuestas “simbólicas” como la que negocian el Gobierno español y Podemos para elevar el IRPF a las rentas más altas, prefieren reforzar la lucha contra el fraude fiscal, porque “en España hay demasiados ricos que no pagan y demasiada económica sumergida”.

El PDeCAT reconoce que no le gustan algunas de las propuestas que negocian el PSOE y Unidos Podemos para sacar adelante la senda de déficit y los presupuestos de 2019 y se quejó de que su formación no tiene interlocución con el Ministerio de Hacienda pese a que, según advierte, “la mayoría está complicada” y el Gobierno de Pedro Sánchez necesitará más votos.

El portavoz de Hacienda del PDeCAT, Ferran Bel, aseveró por su parte que ve “una política fiscal dispersa e inconexa” por parte del Gobierno y de Unidos Podemos y cree contradictorio que en su día se negaran a introducir cambios en el IRPF y en el Impuestro de Sociedades y que en cambio ahora se hable de impuestos sin concretar: “No todo lo que hemos escuchado este verano nos gusta”, afirma.

En declaraciones en el Congreso, los dos diputados admiten que no hay interlocución con Hacienda y que tampoco se sabe a ciencia cierta la posición oficial del Gobierno sobre estas propuestas, por lo que esperan que les presenten medidas concretas, ya que, según recuerda Ferran Bel, “la mayoría parlamentaria está complicada”. “No hay interlocución del grupo con el Ministerio, y así va a ser muy difícil”, resumió Campuzano, quien admite que el conflicto catalán y el proceso judicial contra políticos independentistas complica el necesario “diálogo político normal”.

erc sí lo apoya En cambio, ERC sí que tiene previsto dar apoyo al Gobierno socialista. Así lo dijo sucintamente el diputado de los republicanos en el Congreso, Gabriel Rufián, a través de la redes sociales. Haciéndose eco de la posición de los posconvergentes, Rufián dejó claro su apoyo: “¡Nosotros sí!”.

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, calcularon los efectos que tendría una subida del IRPF a las rentas superiores a 150.000 euros anuales. Aseguran que afectaría tan solo al 0,46% de los declarantes, es decir, a 90.788 personas. Estiman que los afectados deberían pagar cada año una media de 4.400 euros más, lo que se traduciría en un incremento del 2,1% de su factura fiscal. - Efe

Secciones