Osalan percibe una bajada del riesgo de sufrir un accidente

Alonso dice que Euskadi no se puede permitir ni un siniestro laboral mortal Los percances crecen “a un ritmo más lento” que el número de empleos

Viernes, 31 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

dOnostia - El director general de Osalan, Alberto Alonso, considera que los datos de accidentes laborales siempre son “horribles” pero encuentra “esperanzador” que el riesgo de sufrir un siniestro esté bajando en Euskadi. En declaraciones a Europa Press, Alonso se refirió ayer a la siniestralidad laboral en Euskadi donde, de enero a julio, los accidentes con baja han subido un 0,7%;mientras que los leves han crecido un 0,1%;los graves, un 21,7% y los mortales se mantienen igual que el año pasado. Con todo, esta semana se han contabilizado dos fallecidos en accidentes laborales, un trabajador de Michelin y una empleada de Correos.

Alonso manifestó que, a mayor número de población empleada y de horas trabajadas, es “matemáticamente, por lo menos, obvio”, que se incremente también el número de accidentes. El director de Osalan señaló que “paradójicamente” aumentan mucho más los graves que los leves y eso se debe, a su juicio, a un “distanciamiento de la percepción del riesgo”.

“Cada vez somos más conscientes de la existencia de un riesgo y somos muy vigilantes en el pequeño riesgo, pero nos estamos distanciando del riesgo más grave”, añadió.

Alberto Alonso indicó, no obstante, que el riesgo que sufre un trabajador vasco de sufrir un accidente es “cada vez menor” porque el número de accidentes no sube al mismo ritmo que la clase trabajadora, que crece “a un ritmo más lento”. “Es el dato esperanzador en cuanto a la consolidación de la cultura preventiva, poco a poco, en las empresas. Parece que cada vez hay menos riesgo de sufrir un accidente”, manifestó.

No obstante, en su opinión, los datos siempre son “horribles” porque “una sociedad moderna, madura como la de Euskadi, no se puede permitir el lujo de un solo accidente mortal”. El director de Osalan afirmó que siempre hay “mil causas” en un accidente de trabajo y “todas ellas evitables”, que es lo que “más frustra”. Ante los mensajes de los sindicatos de que la precariedad está detrás de la mayoría de los accidentes, aseguró que es cierto que el 30% de los siniestros ocurren en el primer año de contrato y la “inmensa mayoría” de esos accidentes se dan en el primer mes. A su juicio, es una “evidencia estadística absolutamente indiscutible” y por ello indicó que desde Osalan no han negado “nunca” que “la temporalidad tiene un vínculo directo con la siniestralidad”.

Con todo, Alonso criticó a los que “quieren quedarse de perfil” y decir que “eso no va con ellos”. “Competencia del empresario, pero incumbencia de todos”, agregó, por lo que subrayó la importancia de alertar también cuando se ven situaciones en las que los trabajadores no cumplen con las medidas de seguridad.

En este sentido, aludió al papel que también puede desarrollar la Policía ante incumplimientos de seguridad que puedan observar, de manera que se pueda parar la obra para evitar un siniestro. Así, explicó que se trabaja con la Ertzaintza en formación en este ámbito. El director de Osalan destacó la importancia de que empresarios y trabajadores “acuerden medidas” en el marco de la negociación colectiva para avanzar en seguridad y salud laboral. - E.P.

Secciones