La energía, la luz y la gasolina disparan los precios en agosto y empobrecen a los vascos

LA ELECTRICIDAD ES UN 11% | más cara que hace un año en el Estado español Llenar el depósito de un coche cuesta un 7% más que a principios del presente año

Xabier Aja - Viernes, 31 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

dOnostia - La mejoría de la economía tras la crisis de hace una década no termina de concretarse en el bolsillo de los ciudadanos porque la misma ha llegado de la mano de un repunte de la inflación que se mueve en el 2,2%. Y, sobre todo, porque los precios de la energía se han disparado afectando sobremanera al bolsillo de los consumidores, dado que tanto la energía eléctrica como las gasolinas acumulan este año incrementos de precios muy elevados, por encima de la media del IPC y de los incrementos salariales.

El alza del precio del petróleo en los mercados internacionales, y un ejemplo es que el Brent cerró ayer a 77,6 dólares-barril, ha hecho que los precios de los carburantes, la gasolina de 95 octanos y el gasóleo de los motores diesel acumulen más de un 7% de subida en este 2018. Este incremento significa alcanzar los máximos del año de cara al final de las vacaciones de verano, una época que coincide con grandes desplazamientos en automóvil, que en este periodo estival han superado los 90 millones en el Estado español según la Dirección General de Tráfico.

Y si el alza de los carburante se nota en el bolsillo, más lo hace el aumento del precio de la energía eléctrica que provoca que el recibo de la luz acumule en los últimos doce meses una subida de precios del 11% tras un espectacular repunte del 35% en agosto.

Así como la subida de las gasolinas tiene la principal razón en el encarecimiento del precio del petróleo en los mercados internacionales de la mano de la mejora de la economía mundial y, por tanto, de la demanda, el incremento del precio de la luz en España, en un ejercicio que se ha recuperado la normalidad hídrica, es más complejo de explicar.

Según las compañías eléctricas, la notable alza del recibo se debe a la subida del precio de la electricidad en el mercado eléctrico mayorista, impulsado por el mayor uso de las tecnologías de generación eléctrica más caras como las centrales de gas natural y carbón, y por el aumento de las importaciones de electricidad desde Francia ante la indisponibilidad, un verano más, de una parte de su capacidad de generación nuclear.

El Estado francés obtiene más del 70% de su energía eléctrica de sus 58 nucleares, pero este verano las elevadas temperaturas han obligado a reducir producción en las centrales refrigeradas con aguas del río Ródano.

En cualquier caso, el coste de la energía está lastrando el poder adquisitivo de los ciudadanos vascos que, en el mejor de los casos y según los convenios colectivos firmados este año, han percibido subidas salariales del 2,1%, por debajo de la tasa de inflación.

En el caso concreto de los carburantes de automoción, gasolinas y gasóleos acumulan una subida de precios del 7% desde comienzos de año hasta alcanzar actualmente -de cara al fin de semana de la operación retorno de vacaciones-, los 1,33 y 1,23 euros de media, respectivamente.

Si se comparan los precios en las gasolinera esta semana con los que había en las mismas fechas de hace un año, se constata que la gasolina es un 11,7% más cara, mientras que en el caso del gasóleo la subida es de un 15,3%, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea.

En el caso del llenar el depósito del coche la situación aún podía ser peor para el bolsillo porque los precios actuales todavía están por debajo de los máximos de los últimos años. En concreto, en septiembre de 2012 se llegó a alcanzar un precio medio de 1,52 euros-litro en la gasolina y 1,44 euros en el gasóleo, respectivamente.

Con los precios medios de esta semana, llenar un depósito medio de gasolina de un coche con 55 litros cuesta unos 73 euros y hacerlo con gasóleo, algo más de 67 euros.

La gasolina sin plomo de 95 octanos se vende a una media de 1,468 euros por litro en la UE-28 y en la zona del euro se paga a 1,516 euros el litro, mientras que el precio del gasóleo de automoción es de 1,357 euros el primero y de 1,361 euros el segundo.

En el caso de la electricidad, el precio medio en el mercado eléctrico español ha alcanzado en agosto los 64,3 euros por megavatio hora (MWh), un 35,5% más que hace doce meses, en lo que es el nivel mensual más alto desde enero de 2017.

El precio de la luz en agosto del denominado pool toca así su máximo desde enero de 2017 (71,4 euros), un mes marcado por los picos en el precio de la electricidad, después de la ola de frío en la segunda quincena del mes.

Precios

Salarios. El incremento de los salarios en la Comunidad Autónoma Vasca en la primera mitad de este año, según los convenios colectivos firmados este año y recogidos por el Consejo de Relaciones Laborales.

IPC. Los precios al consumo en el mes de agosto en el Estado español han dejado la inflación en la citada tasa del 2,2%.

Luz. El recibo de la luz que pagan los ciudadanos ha subido en un año el referido 11% y supera los 72 euros mensuales de media en agosto.

Gasóleo. Llenar el depósito de un coche cuesta un 15,3% más que hace un año si el motor es de tecnología diesel y un 11,7% más si la motorización utiliza como carburante la gasolina de 95 octanos.