Seis preguntas sobre la música electrónica

Gente bailando durante la actuación de Islam Chipsy&EKK, en la Sala Patio de Tabakalera, en la primera edición de Dantz, el año pasado

La segunda edición del festival Dantz de música electrónica y contemporánea echará hoy a andar en Donostia. NOTICIAS DE GIPUZKOA repasa los pormenores del género con quien mejor lo conoce: los disc-jockey

Un reportaje de Harri Fernández. Fotografía I.A./E.V./J.C. - Jueves, 30 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Quien se acerque esta tarde al chiringuito Groseko de la playa de la Zurriola de Donostia, o mañana y pasado a Tabakalera y Gasteszena, podrá comprobar la variedad que representa la música electrónica y contemporánea. Y es que desde hoy hasta el sábado se celebrará la segunda edición del festival Dantz, para el que se ha preparado un programa paritario con medio centenar de artistas de unos estilos que no suelen ser muy habituales en las páginas de los periódicos generalistas.

Eso es lo que piensan algunos de los disc-jockeys que ha entrevistado NOTICIAS DE GIPUZKOA, en un intento por hacerlo más accesible para los lectores. Y es que tal y como afirman Javier Blázquez y Omar León en el libro Loops 1: Una historia de la música electrónica en el siglo XX, "la idea de la música generada a partir de medios no naturales, con instrumentos que sirven de fuentes de energía no humanas, de aparatos, valga la redundancia, electrónicos, pues, es en muchos sectores todavía un misterio, una entidad que cuesta comprender y, por supuesto, compartir".

1.¿qué es la música electrónica? "Es música, la única diferencia respecto a otras, son los medios con las que se hace". El que habla es el bergararra Asier Balzategi, conocido como Balza en el mundillo, un histórico que participó en 2013 en la organización de la primera edición de la Bergarako Elektronika Topaketa (BET) y que el sábado pinchará en Dantz, como vizcaino el Aitor Etxebarria, que bajo el nombre El_Txef_A lleva también años como dj.

Este, precisamente, da valor a esos medios, a la tecnología porque, según explica, permite "que una persona haga toda la instrumentación". Asimismo, considera que durante mucho tiempo este género fue refugio para gente que estaba "apartada", como la procedente de la "cultura negra" o queers y trans, entre otros: "Fue la música del futuro, la que abría las puertas a todo el que quería participar".

La tolosarra Adrianna Gutiérrez de Rozas, una joven promesa conocida como A. Gaultier apenas lleva año y medio de dj, pero en 2017 se impuso en el concurso de disc-jockeys de Gaztea, se suma a la conversación y también alude a las maneras de hacer, dado que se pueden conseguir "sonidos, efectos y atmósferas que no se conseguían con instrumentos clásicos".

La zarauztarra Inés García pinchó el año pasado en la primera edición de este encuentro de música electrónica y contemporánea. Lo hizo con el proyecto Las Marines y la sesión de Dantz les sirvió de despedida. Desde entonces actúa en solitario bajo el nombre de Eddie Mae. La electrónica es para ella "una herramienta de evasión", un género musical en "constante evolución" que le permite modificar su estado de ánimo.

2.¿dónde surge la electrónica? Balzategi alude que es más antigua de lo que se podría pensar y que se pueden encontrar antecedentes en la primera década del siglo pasado, donde se dieron "los primeros experimentos con máquinas que hacían ruido" aunque reconoce, al igual que Etxebarria, que el auge llegó en la década de 1970 con agrupaciones como la banda alemana Kraftwerk. La evolución de la tecnología e, incluso, sus fallos también fueron determinantes. El vizcaino recuerda cómo un error en el uso de un sintetizador Roland TB-303, que se diseñó para acompañar a grupos, por ejemplo, de pop, provocó en el origen del movimiento acid house.

3.¿qué subgéneros abarca? El director del Dantz, Jokin Tellería, por su parte, comenta que, además del acid house, son una infinidad subgéneros que se pueden encontrar. Y eso es, precisamente, lo que en el propio encuentro quieren demostrar: desde lo experimental y contemporáneo a lo más bailable. No obstante, reconocen que es algo difícil entrar en las "etiquetas", aunque Balzategi se atreve a nombrar los más habituales (el techno, el house y el electro) que reconoce que son con los que más trabaja. Tellería añade que hoy en día cualquier grupo "tiene electrónica en sus álbumes" y Gutiérrez de Rozas recuerda que un género reciente como el trap también entraría dentro de la electrónica. No solo eso, afirma que hay estilos que "nunca han muerto" como el deep house, el acid house, el techno clásico del estilo Detroit... "Son estándares que están ahí, como pueden serlo el rock y el blues", explica Etxebarria. Por su parte, García también alude al libro Loops, en el que se ofrece un mapa con un centenar de subgéneros clasificados desde la primera década del siglo XX hasta el propio año 2000, a los que habría que añadir los surgidos durante este siglo: "Me pierdo entre tantas etiquetas, así que yo clasifico la música electrónica en me gusta, no me gusta, es bailable y no es bailable".

4.¿qué es necesario para hacer música electrónica? "Para hacer música electrónica necesitas todo y nada", afirma Etxebarria, en referencia a que se puede crear con algo tan simple como un ordenador, un programa y un pequeño controlador, a los que también se les pueden añadir otras herramientas. García, aunque reconoce no producir música electrónica, vincula su creación a la "creatividad y presupuesto" de cada artista.

En cuanto a los directos, el dj de Gernika cuenta como anécdota que él ha llegado a actuar en situaciones en las que "no se podía llevar un grupo o sonorizar" y ha tenido que hacerlo con las mínimas herramientas posibles. Recuerda una ocasión en una galería de fotos en Brasil en que tuvo que actuar solo con dos platos debido al reducido espacio del lugar, una flexibilidad que permite este género. "Hay gente que se compra 200 cacharros y que no les saca partido. Es como la danza. ¿Qué se necesita para hacer danza? Pues el arte que tenga dentro cada uno", sentencia.

Gutiérrez de Rozas, por su parte, reconoce que ella siempre ha trabajado con platos digitales, y ahora está pensando en comprar una mesa para poder pinchar también vinilos.

5.¿ha habido tradicionalmente afición en euskal herria? Reconocen que sí ha habido afición, aunque García matiza que en comparación con Chicago, Detroit, Berlín o Manchester, cunas de este género, "nuestra tradición electrónica es anecdótica". Txitxarro, Jazzberri, Young Play e Itzela, entre otros, eran las discotecas que conformaban la ruta del bakalao, a la que venía hasta gente del otro lado de la muga, tal y como recuerda el dj gernikarra, quien añade que es un género que nunca ha estado en los medios. "Ahora está en un momento más interesante en cuanto a visibilidad, pero no sé si es para mejor o para peor", ríe Etxebarria.

Es quizá esa visibilidad y el acceso a la tecnología por parte de todo el mundo la que permite que haya ahora, como dice Balzategi, "muchos djs, grupos y gente montando cosas". Gutiérrez de Rozas añade que "lo digital ha facilitado todo, no necesitas casi ni saber pinchar para hacerlo". "Tener buen criterio y buen gusto, eso es otra cosa", matiza.

Para Inés García el circuito ha cambiado "no hablamos de discotecas enormes si no de clubs de tamaño más humilde" y también el tipo de personas que consume música electrónica. Su variedad permite que se "diversifique" la manera de consumir la electrónica, por lo que puede disfrutarse fuera de los clubs o las discotecas. Asimismo, recuerda que, como Dantz, cada vez hay más festivales de electrónica y más encuentros que programan sesiones de este género.

6.¿es la electrónica solo para la noche? La respuesta unánime es que no. "Hay música electrónica para cada momento del día", responde el dj conocido como Balza, mientras que Etxebarria añade que "cuando te dicen que puedes pinchar de día es lo mejor". En el Dantz festival, por ejemplo, quieren ganar también los horarios de día. De hecho, de entre los entrevistados que actúan en este festival, lo harán en la tarde noche, donde todavía hay luz A. Gaultier, mañana a las 18.00 horas, en la plaza Néstor Basterretxea;el El_Txef_A en este mismo espacio, mañana a las 20.00 horas;y a la misma hora Balza en Gasteszena.

La dj tolosarra matiza que es adecuada para cualquier momento del día pero que se debe "adaptar" a cada momento: "No se puede poner la misma música a las seis de la tarde que a las cuatro de la mañana".

Para terminar, García explica que la electrónica "se ha relacionado con la noche, las drogas y el descontrol", pero reconoce que hoy en día también se da "un gran consumo de la música electrónica mucho más diverso y con otro tipo de características más tranquilas y socialmente mejor aceptadas".

Además, añade que como mujer asidua a este tipo de eventos ha solido experimentar "situaciones incómodas e injustas". García es una de las promotoras del colectivo KRII, que aboga por la "seguridad" de las mujeres en la pista de baile, así como por la "programación de mujeres en eventos", entre otras cuestiones. "El cambio del estigma de este estilo musical es totalmente viable y ya lleva un tiempo haciéndose", afirma.

Tal y como comentó Tellería en la presentación de Dantz, aún hay "muchos prejuicios" en torno al género. Para romperlos, solo es necesario acercarse a la zona de Tabakalera, mañana mismo, después de comer.

Secciones