La reforma del Koldo Mitxelena aumenta su presupuesto de 6 a 9 millones de euros

El estudio donostiarra Astigarraga y Lasarte vence en el concurso y redactará el proyecto final de reforma del edificio

Harri Fernández - Jueves, 30 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El concurso de ideas para reformar el centro cultural Koldo Mitxelena de Donostia ya tiene un estudio vencedor. Entre las cinco UTE que accedieron a finales de abril -originalmente eran 19- a la última fase de la competición, en la que tenían que presentar un preproyecto de reforma, ha salido vencedora la unión conformada por la donostiarra Astigarraga y Lasarte y la madrileña Bab Arquitectos. Los primeros no son unos arquitectos desconocidos para la Administración foral, ni para los ayuntamientos, dado que han sido los responsables del diseño de Gordailua y de Ficoba en Irun, el Polideportivo de Benta Berri y el espacio Cánovas en el mercado de La Bretxa de Donostia y de la nueva lonja de pescado de Pasaia.

El diputado de Cultura, Denis Itxaso, el director del Koldo Mitxelena, Patxi Presa, y el arquitecto y miembro del jurado del concurso de ideas, Joaquín Montero, presentaron ayer ante la prensa el proyecto vencedor y explicaron que el presupuesto de la obra se aumentará un 50%. Pasará, de esta manera, de los seis millones estimados previamente a los nueve.

Itxaso explicó que tras haberse reunido con los estudios de arquitectura, todos les manifestaron que el presupuesto de seis millones era muy “justo”. 3,5 están consignados para las reparaciones estructurales del propio edificio, por lo que solo quedarían 2,5 millones para llevar a cabo el resto de reformas -ganar versatilidad, liberar espacio...-, “margen” que a juicio de los estudios era demasiado bajo, motivo por el cual la inversión foral en el edificio será ahora de nueve millones de euros. “Todos los estudios han hecho ver la necesidad de reescalar ese presupuesto”, expuso el diputado, para después añadir que son unas cifras “asumibles” teniendo en cuenta que el edificio es de titularidad foral y que se debe acometer su “actualización” a los tiempos actuales, poniendo en valor el trabajo de los últimos 25 años.

Aun y todo, el diputado quiso matizar que el proyecto elegido es, incluso, “el más ajustado en términos económicos” de todos los presentados.

vencedores Los responsables explicaron que la idea de Astigarraga y Lasarte y Bab Arquitectos es “la propuesta más versátil” de todas las que se han presentado y la “más permeable a la ciudad”, frente a las otras cuatro que eran “más radicales”.

Montero recordó que el centro cultural contaba con “carencias” devenidas de la actuación de hace un cuarto de siglo, cuando se adaptó el edificio para albergar la biblioteca. A esto le sumó que el edificio cuenta con una planta bajo la cubierta en la que se alojan las oficinas del departamento foral de Cultura y que están desconectadas con el resto del edificio.

Asimismo, indicó que era necesario que el centro se adaptase a los cambios del tipo de programación cívica que se ha dado en este tipo de centros durante este tiempo. “La incapacidad del edificio actual para asumir nuevos programas, añadida a la necesidad de regeneración material del edificio, es lo que provocó que se llevase a cabo el concurso”, resumió Montero, quien añadió que tras la elección de los cinco estudios se reunieron con ellos para explicarles que no existía la “necesidad de partir de cero” y de “generar una nueva imagen” para el Koldo Mitxelena, sino que buscaban “optimizar” el edificio para conseguir “la mayor cantidad de superficie” y que permitiese una “versatilidad futura” para la implantación fácil de “nuevos programas”.

La UTE tiene seis meses de plazo para redactar el proyecto final. Itxaso estimó que la Diputación se encontraría en situación de sacar a concurso la obra en marzo del año que viene, lo que permitiría comenzar los trabajos en el mes de septiembre de 2019. A partir de ese momento, el centro cultural permanecerá cerrado durante dos años.

proyecto Según el miembro del jurado, la propuesta de Lasarte y Astigarraga es la que mejor recoge “estos principios”, dado que no modifica la estructura, algo que permitirá que la actuación se “entienda mejor”, además de ser el proyecto que garantiza, entre todos los presentados, la “mayor versatilidad” del edificio. A su vez, indicó que la propuesta es la que más superficie ha liberado, además de ser la más accesible. El proyecto de la UTE donostiarra y madrileña ordenará todos los elementos comunes, así como la movilidad vertical del edificio.

Itxaso afirmó que la propuesta ganadora facilita un Koldo Mitxelena más “integrado” en el que se podrá acceder a todos sus espacios con facilidad. En este sentido, comentó la problemática actual para que los usuarios lleguen hasta el espacio expositivo de la Ganbara -situada en el último piso del edificio-, así como a la sala de muestras principal que se encuentra en el sótano del Koldo Mitxelena: “Pese a la raigambre que tiene el edificio en Gipuzkoa y en Donostia, hay poca gente que usa la sala de exposiciones. Es porque tiene un acceso complejo”.

En este sentido, la escalera central del edificio desaparecerá y todos los medios de movilidad vertical se pasarán al “fondo” de la construcción, poniendo en contacto todos los pisos.

Además, la planta baja será un “gran espacio público” -en el que se integrará el salón de actos, que permanecerá en su ubicación actual- y que será un espacio luminoso que ponga en relación “las circulaciones de todas las plantas, convirtiéndose en una zona de usos múltiples”. Los muros de la planta baja se abrirán para tener una sensación “más diáfana”.

El nuevo centro cultural también aumentará su superficie en un 50%, después de liberar los espacios bajo la cubierta. El incremento de espacios permitirá la creación de una gran sala de lectura, abierta a todos los usuarios.

Suma El diputado indicó que la Diputación se encuentra en negociaciones con la UTE para que haga ciertas modificaciones en su anteproyecto. Una de las condiciones del concurso de ideas es que pese a no salir vencedoras, se podían reutilizar ciertas soluciones de los otros cuatro proyectos para mejorar el ganador y llegar así a la “síntesis más adecuada” del futuro centro.

Es el caso de una de las propuestas en las que se recoge el acceso a la cubierta para pasar a la Ganbara mediante este tejado. Itxaso comentó que, en estos momentos se está estudiando cómo incorporar esa idea al proyecto ganador y cómo habilitar “un paso” entre el torreón que da a la calle Sánchez Toca y la Ganbara, idea que ha sido bien acogida por los arquitectos ganadores.

exposición En un inicio, durante este verano el Koldo Mitxelena iba a acoger una exposición con los cinco proyectos de los estudios preseleccionados, para que la ciudadanía pudiese conocerlos.

No obstante, esta muestra no se ha podido programar debido a problemas legales con los que el departamento de Cultura “no había contado”. El jurado no podía conocer qué estudio presentaba qué proyecto y al hacer una muestra pública, se corría el riesgo “no menor” de que se pudiera dar a conocer la autoría y, por lo tanto, que el concurso quedase “viciado”.

Aun así, Itxaso anunció que en la primavera de 2019 se organizará una muestra sobre “el mundo de las bibliotecas de las actuales y del futuro”, en la que también se podrá observarse con “mayor detalle” el proyecto del futuro del Koldo Mitxelena.