Urkullu aborda las transferencias, el empleo y la violencia contra la mujer

El Gobierno Vasco reanuda hoy el curso político con el tradicional
Consejo de Miramar

Martes, 28 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El lehendakari vuelve a reunir hoy a su equipo de gobierno para arrancar de manera oficial el curso político en el tradicional Consejo de Miramar. Tras la reunión, Urkullu ofrecerá una comparecencia a las 11.30 horas ante los medios de comunicación, donde concretará las prioridades del nuevo curso. Su agenda se presenta cargada y pretende abordar todos los palos, haciendo un hueco destacado a retos emergentes como el de la inmigración, y también a demandas sociales muy extendidas como poner fin a la brecha salarial entre hombres y mujeres.

En concreto, hablará sobre empleo, reactivación industrial, relaciones con el Gobierno español y cumplimiento del Estatuto de Gernika con un calendario con las 37 transferencias pendientes, inmigración, política penitenciaria, violencia contra las mujeres y brecha salarial. El Gobierno Vasco va a realizar un emplazamiento a los grupos, a todos sin excepción, para negociar las cuentas y, en el plano de su relación con el Gobierno de Sánchez, también espera que se produzca un impulso para el traspaso de las competencias pendientes. El consejero Erkoreka pedía recientemente que comiencen los trabajos sobre el traspaso de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social y prisiones, y que Sánchez dé una respuesta clara a estas dos demandas asegurando de manera expresa que se va a trabajar para materializar la llegada de estas materias a la comunidad autónoma. De momento, Sánchez no ha vetado ningún debate, pero tiene intención de dejar los asuntos más espinosos para el último tramo de su mandato, que acabará, en principio, en 2020.

erne y esan piden cita Los dos principales sindicatos de la Ertzain-tza, ErNE y ESAN, por su parte, quieren que este nuevo curso sirva para abordar desde otra perspectiva la amenaza yihadista reforzando las medidas de autoprotección para los propios agentes. Los dos sindicatos enviaron ayer una petición de reunión a la consejera de Seguridad. Estefanía Beltrán de Heredia, para abordar esas medidas de seguridad después del ataque a una comisaría de Cornellà. Un hombre irrumpió en la comisaría con gritos a favor de Alá y blandiendo un cuchillo, aunque las motivaciones no están claras. La principal hipótesis es la terrorista, pero no se descarta que el arrebato fuera fruto de su complicada situación personal y su recién descubierta homosexualidad, que veía como una vergüenza dentro del colectivo musulmán.

Los dos sindicatos han pedido a la consejera una reunión para la primera semana de septiembre, con el fin de revisar las medidas y no dejar a los agentes en una posición de “vulnerabilidad”. - M. Vázquez