investigadores de Ikerbasque

La Caixa financia con medio millón dos investigaciones médicas vascas

Dos investigadores de Ikerbasque han sido seleccionados en la convocatoria de una investigación biomédica de Fundación La Caixa

Los proyectos de investigadores de Ikerbasque Jesús Bañales y Arkaitz Carracedo han sido seleccionados en la primera convocatoria de investigación biomédica puesta en marcha por la Fundación La Caixa, por lo que contarán con una dotación de 500.000 euros para estudiar, en un caso, el papel de la obesidad en el desarrollo de la enfermedad del hígado graso no alcohólico y, en el otro, la metástasis del cáncer de próstata.

EP - Lunes, 27 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 18:31h.

BILBAO. Según ha informado la Fundación vasca para la Ciencia Ikerbasque, a esta convocatoria se han presentado 785 proyectos de "alta calidad científica" de Portugal y España, de los que han conseguido financiación 24 proyectos. El objetivo de esta iniciativa es potenciar proyectos de excelencia en la lucha contra las enfermedades que tienen más impacto en el mundo, como las cardiovasculares, neurológicas, infecciosas y oncológicas.

En concreto, Jesús Bañales, investigador Ikerbasque en Biodonostia, coliderará durante los próximos tres años un proyecto de investigación centrado en la investigación del papel de las vesículas extracelulares como biomarcadores no invasivos de la enfermedad de hígado graso no alcohólico (o NAFLD), así como en su desarrollo y progresión.

Desde Ikerbasque han explicado que una de cada tres personas adultas padece actualmente en España de hígado graso no alcohólico, una enfermedad asintomática, causada por la acumulación excesiva de grasa en el hígado, que también afecta a uno de cada diez niños "sin ser conscientes de ello".

Entre los factores de riesgo que predisponen a padecerla, se encuentran el sobrepeso o la obesidad, la diabetes o elevados índices de colesterol o triglicéridos.

La incidencia de esta patología es "muy elevada" y se espera que en los próximos años aumente debido a "los malos hábitos" de la población, ha apuntado Ikerbasque. En Euskadi, se estima que el hígado graso no alcohólico puede afectar a unas 400.000 personas.

Según ha advertido, esta enfermedad crónica puede progresar y provocar el desarrollo de inflamación y fibrosis, e incluso cáncer de hígado.

Gran parte del proyecto seleccionado irá dirigido a definir el papel del receptor de ácidos biliares TGR5 en la modulación del contenido de las vesículas extracelulares, así como en su papel como mecanismo de señalización entre el tejido adiposo y el hígado, lo que puede tener "importantes implicaciones diagnósticas y terapéuticas".

METASTASIS

Por su parte, Arkaitz Carracedo, profesor Ikerbasque en CIC bioGUNE, ha sido financiado por la Fundación La Caixa en el área de Oncología para el estudio de la metástasis de cáncer de próstata.

El proyecto se enfocará en la comprensión y estudio del cáncer depróstata que cursa con la eventual aparición de metástasis.

Según ha recordado Ikerbasque, la metástasis es la principal causa de mortalidad de las enfermedades oncológicas. En el cáncer de próstata, ha añadido, "un porcentaje de pacientes recae después del tratamiento localizado de primera línea y presenta un alto riesgo de fracasar a terapias posteriores y debutar con metástasis".

Actualmente es "muy difícil anticipar la metástasis o detectarla de manera precoz" para, de este modo, frenar la progresión de la enfermedad. Por ello, este proyecto se fundamenta en la identificación de características del tumor de próstata que informen sobre su diseminación temprana.

Asimismo, se propone explotar este conocimiento para desarrollar nuevas tecnologías de imagen de metástasis y estrategias de tratamiento contra la enfermedad diseminada.

El objetivo, ha apuntado Ikerbasque, es identificar pacientes con alto riesgo de metástasis e implementar guías clínicas para mejorar su tratamiento.

La fundación ha destacado que "la fuerte composición multidisciplinaria" de ambos equipos, así como "las sólidas trayectorias investigadoras" de los investigadores han sido valorados "muy positivamente" a la hora de conceder la financiación. En ambos casos se ha considerado que el impacto científico del proyecto es "potencialmente muy alto".