Más tarde que nunca

la real encara la última semana del mercado estival sin cerrar el capítulo de llegadas, cuando su fichaje más tardío desde el ascenso ha sido el de illarramendi, un 26 de agosto

Marco Rodrigo - Lunes, 27 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El 31 de agosto espera ya a la vuelta de la esquina. Y con él, el cierre del mercado veraniego de fichajes en la Liga. Durante las últimas temporadas, el fútbol ha convertido los días previos a la fecha en una auténtica locura de idas y venidas a la que Real ha sido ajena, al menos en las campañas más recientes. Es cierto que protagonizó en su día episodios fallidos como las frustradas contrataciones del brasileño Quirino (2005) o del estadounidense Eddy Johnson (2006), en épocas de necesidad y de dudosa gestión deportiva del club. Y también puede recordarse la doble incorporación sobre la bocina de Necati y Dramé en 2008, cuando la presencia en Segunda División obligaba muchas veces a esperar a que los futbolistas pretendidos descartaran opciones en alguna categoría superior. En cualquier caso, la trayectoria reciente de los txuri-urdin apunta a que han solido encarar días como los que se avecinan con los deberes hechos, circunstancia que no se va a dar en esta ocasión.

La ventana de incorporaciones se cierra el viernes a medianoche, y la Real de Roberto Olabe y Asier Garitano tiene pendiente incorporar algún futbolista a su parcela ofensiva. El perfil demandado por el técnico de Bergara apunta a un atacante rápido y vertical cuyas condiciones permitan al equipo jugar también al espacio. Solo Juanmi y sus constantes desmarques aportan hoy profundidad en zona de finalización al fútbol txuri-urdin, y el club pretende sumar más elementos de las citadas características. Mientras, en el centro de la defensa, la lesión de Diego Llorente, unida a los problemas físicos de Raúl Navas, abre una puerta a la incorporación de un nuevo zaguero.

Parece evidente, sea donde sea y en la cantidad que sea, que la Real se va a reforzar de aquí al viernes. Y que haciéndolo acometerá así su fichaje veraniego más tardío desde el ascenso. El 26 de agosto de 2015, todavía con cierto margen, la entidad blanquiazul consiguió que Asier Illarramendi regresara procedente del Real Madrid. Quien venga en esta ocasión aterrizará en Anoeta con el tiempo más justo que el mutrikuarra, y que cualquier incorporación realizada desde el acceso a la máxima categoría en 2010.

dos excepciones Lo ocurrido durante aquel verano de 2015, con Moyes en el banquillo, supuso una excepción que confirmaba la regla y que lleva camino de repetirse este año. El escocés siempre se mostró muy vehemente solicitando refuerzos para su plantel, y estos llegaron en buen número, lo que retrasó en el tiempo el cierre del equipo. Además de la segunda cesión de Gero Rulli, el club blanquiazul consiguió durante el mercado estival las incorporaciones de Diego Reyes, Bruma, Jonathas, Oier Olazabal y Asier Illarramendi. Hubo dudas sobre cuál sería la configuración definitiva de la escuadra casi hasta última hora, algo muy inusual en el club de un tiempo a esta parte.

Y es que tomando la citada referencia del ascenso de 2010, las fechas en las que se ha cerrado desde entonces el último fichaje estival hablan de cierres de mercado tranquilos en clave blanquiazul. Sarpong llegó un 22 de agosto. Mariga (2011), el 17. Y José Ángel (2012) el día 3 del mencionado mes. La primera contratación de Granero se produjo el 15 de agosto de 2013, y la segunda en propiedad (también fue la última del verano) el 28 de julio de 2014. Willian José completó el plantel de Eusebio el 31 de julio de 2016, toda vez que la continuidad de Rulli ya estaba asegurada. Y el año pasado el regreso de De la Bella puso la guinda al pastel a 27 de julio.

Las cosas varían ahora, algo achacable en gran parte al cambio de la configuración del mercado europeo. El presente verano ha implicado el cierre de las ventanas inglesa e italiana el día antes de las primeras jornadas en Premier y Calcio. Y esto ha supuesto que los tiempos manejados por los clubes de otros torneos hayan sido distintos. Sin la inabordable competencia a nivel económico de los equipos británicos, y ya sin la presencia de renacidos transatlánticos transalpinos, todo es ahora un poco más fácil en la jungla de las negociaciones.

fichajes veraniegos

Temporada 2010-11

Joseba Llorente (Villarreal) 18 junio

Paco Sutil (Eibar) 29 junio

Raúl Tamudo (Espanyol) 30 julio

Diego Ifrán (Danubio) 14 agosto

Jeffrey Sarpong (Ajax) 22 agosto

Temporada 2011-12

Carlos Vela (Arsenal) 16 agosto

McDonald Mariga (Inter) 17 agosto

Temporada 2012-13

Chory Castro (Mallorca) 1 junio

Carlos Vela (50% propiedad) 17 julio

José Ángel (Roma) 3 agosto

Temporada 2013-14

José Ángel (2ª cesión) 4 julio

Haris Seferovic (Fiorentina) 11 julio

Esteban Granero (QPR) 15 agosto

Temporada 2014-15

Yuri (tras cesión Eibar) 30 junio

A. Finnbogason (Herenveen) 2 julio

Gero Rulli (Estudiantes) 24 julio

E. Granero (en propiedad) 28 julio

Temporada 2015-16

Raúl Navas (tras cesión Eibar) 30 junio

Gero Rulli (2ª cesión) 4 julio

Diego Reyes (Oporto) 14 julio

Bruma (Galatasaray) 14 julio

Jonathas (Elche) 27 julio

Oier Olazabal (Granada) 25 agosto

Illarramendi (Real Madrid) 26 agosto

Temporada 2016-17

Juanmi (Southampton) 9 junio

Toño Ramírez (AEK Larnaca) 21 junio

Willian José (Las Palmas) 31 julio

Gero Rulli (en propiedad) 8 agosto

Temporada 2017-18

Adnan Januzaj (Man. United) 12 julio

A. De la Bella (Olympiacos) 27 julio

Temporada 2018-19

Mikel Merino (Newcastle) 12 julio

Theo Hernández (R. Madrid) 7 agosto