Urdaibai obtiene el pleno gallego

Urdaibai dejó prácticamente sentenciada la liga Eusko Label en aguas gallegas.

Liga eusko label La ‘Bou Bizkaia’ vence en Boiro tras superar a Hondarribia por cuatro segundos;San Juan mantiene la undécima posición e irá al ‘play-off’

Jon Ander de la Hoz - Lunes, 27 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Urdaibai mantiene su idilio con Galicia. El cuadro vizcaino se hizo ayer con su novena bandera de la temporada tras ganar en Boiro, y logró así hacerse con todas las banderas que esta temporada se han disputado en tierras gallegas. Los de Joseba Fernández han experimentado un fin de semana perfecto;han vuelto a casa con las dos banderas en el zurrón, y han finiquitado la pugna por el título tras alejar a Hondarribia hasta los quince puntos.

La regata de ayer volvió a evidenciar el buen estado de forma de las traineras de la tanda de honor. Si bien Urdaibai logró llegar primero a meta, las primeras cinco embarcaciones arribaron en un margen de ocho segundos. Los cálculos preparativos han surtido efecto y las favoritas encaran la fase más importante de la competición con las pilas cargadas.

Muestra de ello fue la tanda de honor. La serie comenzó vibrante, y continuó de forma eléctrica durante los 19 minutos que duró la disputa. Todos se valieron de una rápida salida, pero ninguno supo romper la igualdad que se mantuvo en los primeros minutos. Tanto, que las cuatro tripulaciones maniobraron en un pañuelo;un segundo separaba a Urdaibai, el primero en maniobrar, de Zierbena, que viró en última posición.

El segundo largo fue la continuación de la pugna, y Hondarribia pasó a comandar la regata, aunque sin poder escaparse de Urdaibai. Los dos botes llegaron a la par a las boyas interiores, con un tiempo de 9:33 que mejoraba en tres segundos el registro de Orio. Zierbena fue cuarta en la ciaboga a seis segundos de los primeros, marcando el mismo registro de un Cabo que maravilló en casa.

Para el tercer largo la regata era cosa de dos. LaAma Guadalupekoa arrancó mejor tras la maniobra, pero Urdaibai pronto neutralizó a la embarcación verde. En los minutos siguientes se avivó el toma y daca hasta que los vizcainos comenzaron a abrir hueco. Así, los bermeanos pudieron hacerse con la proa de regata en un campo de regateo que se volvió a mostrar irregular por segundo día consecutivo.

Bajo ese escenario, las embarcaciones maniobraron hacia babor tanto en los largos de ida como en los de vuelta con el objetivo de evitar las corrientes. No obstante, las condiciones del mar no hicieron mella en la marcha de Bermeo, que puso agua de por medio en el tercer largo. A un ritmo de 36 paladas por minuto, la Bou Bizkaia se mostró cómoda en Boiro, y consiguió aumentar distancias antes de llegar a la última ciaboga de la fase regular de la liga Eusko Label.

Dos segundos de ventaja ponían a Urdaibai en la primera posición de regata. Tras ellos, Hondarribia intentaba asestar un golpe a los líderes para hacerse con una bandera por segundo domingo consecutivo. Orio, por su parte, se veía superada por un Cabo que completó una regata en progresión. A cinco minutos del final, Zierbena se veía relegada a la quinta posición momentánea.

En el largo final un fresco Urdaibai fue capaz de aumentar en dos segundos la ventaja que poseía sobre Hondarribia. Tras ellos llegaron Orio, que estuvo a punto de alcanzar a Cabo en su particular regata virtual, y Zierbena, que apretó a los aguiluchos en los metros finales.

El equipo ganador lo conformaron Cristofer González, Carlos Mañas, Beñat Eizagirre, Jon Unanue, Mikel Beaskoa e Iñaki Goikoetxea por babor;Mikel Calleja, Andoni García, Oscar Viudez, Alain Colunga, Gen-tza Zubiri y Jon Telletxea por estribor, mientras que Mikel Ojeda hizo las veces de proel y Lur Uribarren fue el patrón. La tripulación azulona sufrió seis cambios respecto a la alineación de la víspera, incluido la del patrón.

cabo, pletórico Antes de la tanda de honor, Cabo había marcado terreno al superar holgadamente a sus rivales de serie. Los barbanzanos doblegaron por catorce segundos a Santurtzi, que fue segunda. Donostiarra quedó a 21, y Ondarroa cerró la disputa a 35 segundos de los primeros.

Los bermellones dominaron la tanda de principio a fin. Lo hicieron tímidamente al principio, pero según avanzó la serie se encontraron más cómodos y finalizaron pletóricos, apoyados por la gran cantidad de aficionados que se dieron cita en el muelle local. Los entrenados por Beni Silva fueron terceros en la clasificación final al mejorar los registros de Orio y Zierbena, y durante muchos minutos estuvieron soñaron con birlar la segunda posición a Hondarribia.

Si Cabo disfrutó en sus propias aguas, Ondarroa no pudo pasar del noveno puesto tras su discreta actuación. Aguantaron las embestidas de sus rivales en la medida de lo posible, pero su esfuerzo no resultó suficiente para neutralizarlos.

Algo similar sucedió con Donostiarra. Igor Makazaga planteó una seria regata, pero los donostiarras no pudieron mejorar los registros de Cabo y Santurtzi. Además, mantuvieron la pugna con la Sotera al inicio de la regata, pero el tercer largo terminó por desbancar a Kaiarriba.

Lágrimas de alivio

San Juan fue la nota alegre del remo guipuzcoano. El equipo que dirige Juan Mari Etxabe salvó por un punto el descenso directo a la ARC 1. No pudieron con Tirán, pero los gallegos solo restaron un punto, por lo que descienden a la LGT tras una década en la máxima categoría.

Fue una cerrada disputa entre rosas y celestes. San Juan comenzó por delante, pero Tirán intentó a la heroica y cerca estuvo de conseguir el pase a los play-off. Superaron, primero, a los pasaitarras;después, siguieron de cerca las evoluciones de un Ondarroa que durante unos minutos se empleó como juez involuntario. La reacción final de la Antiguako Ama salvó de la quema a la Erreka, y sus remeros lloraron de alivio tras unas semanas repletas de tensión.

San Pedro ganó su tanda con cuatro segundos de ventaja sobre los gallegos. Los de Mikel Arostegi, así como Kaiku -último ayer-, cerraron en Boiro su periplo en la presente edición de la liga Eusko Label. Además, lo hicieron en tono festivo: su patrón Ander Etxegoien obtuvo matemáticamente la distinción al mejor patrón el año de su estreno en la máxima categoría tras una larga trayectoria en el club de toda su vida, Getaria, club al que llegó a muy corta edad.

Los morados han cumplido con sus objetivos ligueros y se mantendrán en la máxima categoría por un año más. En cambio, San Juan deberá afrontar en septiembre los play-off de permanencia ante Samertolameu, Ares, Astillero y Lekittarra. Mientras tanto, Tirán se despide de una categoría en la que ha escrito las páginas más brillantes de su historia. Deica logo, Tirán.

Secciones