De Chazelle a Guadagnino y Orson Welles

La mostra de Venecia que arranca el miércoles proyectará el nuevo filme de los Coen y el debut Bradley Cooper

Un reportaje de Alicia García de Francisco - Domingo, 26 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

las nuevas películas de Damien Chazelle, los hermanos Coen o Luca Gudagnino competirán en la 75 Mostra de Venecia, que comienza el miércoles y que también mostrará el filme que Orson Welles dejó inconcluso o el debut de Bradley Cooper en la dirección.

Una intensa edición en la que Venecia ha acogido sin condiciones las producciones de Netflix, frente a las limitaciones impuestas por Cannes, lo que permitirá ver en la Mostra los últimos trabajos de Alfonso Cuarón, Paul Greengrass o los Coen, además del filme póstumo de Welles, completado por los productores Frank Marshall y Filip Jan Rymsza.

La flexibilidad de las normas de Venecia ha permitido la participación de películas de plataformas audiovisuales o una amplia sección dedicada a la realidad virtual, pero el festival no se ha mostrado igual de abierto a la presencia de mujeres realizadoras y, tan solo una, la australiana Jennifer Kent, competirá por el León de Oro.

Junto a ella, muchos nombres consagrados, como Demian Chazelle, que regresa a Venecia, donde hace dos años comenzó la exitosa carrera de La La Land.

Este año compite con First Man, su mirada a la vida del primer astronauta que pisó la Luna, Neil Armstrong, al que interpreta Ryan Gosling, acompañado por Claire Foy, Jason Clarke o Lukas Haas.

Entre las 21 películas que se disputarán el León de Oro estará también The Ballad of Buster Scruggs, la antología del western en seis partes dirigida por los Coen, con James Franco, Liam Neeson, Tim Blake Nelson o Tom Waits en un amplísimo reparto.

No será el único western de la competición ya que el francés Jacques Audiard se ha atrevido con este género en The Sisters Brothers, que cuenta con Joaquin Phoenix, Jake Gyllenhaal y John C. Reilly.

Otro de los filmes más destacados de Venecia es el nuevo trabajo del italiano Luca Guadagnino, tras su aclamada Call Me by Your Name. De esa historia de amor salta ahora al terror de Suspiria en un filme protagonizado por Dakota Johnson y Tilda Swinton que ha generado muchas expectativas.

El griego Yorgos Lanthimos cambia radicalmente de estilo en The Favourite, una historia de época y poder femenino con Olivia Colman, Rachel Weisz y Emma Stone, y el británico Paul Greengrass cuenta en 22 July la matanza de 77 personas en la isla noruega de Utoya en 2012.

Mientras que el artista multidisciplinar Julian Schnabel se vuelve a poner detrás de la cámara tras ocho años de ausencia con At Eternity’s Gate, sobre la época en Arles (Francia) de Vincent Van Gogh, al que da vida Willem Dafoe.

El regreso de Cuarón a México con Roma, el nuevo trabajo de su compatriota Carlos Reygadas (Nuestro tiempo) o el filme argentino Acusada, de Gonzalo Tobal y con Leonardo Sbaraglia, son la aportación hispana a una competición en la que también participarán Olivier Assayas, Mike Leigh, Florian Henckel von Donnersmarck o László Nemes.

Pero si la lucha por el León de Oro se aventura reñida, no menos interesantes son las propuestas de la Mostra fuera de competición.

Junto al filme de Welles, The Other Side of the Wind, se proyectará el documental They’ll Love Me when I’m Dead, en el que Morgan Neville cuenta la historia de ese último trabajo de Welles.

El debut en la dirección del actor Bradley Cooper también se podrá ver en Venecia, una nueva versión de A Star is Born, con Lady Gaga en el papel que antes interpretaron Janet Gaynor, Judy Garland o Barbra Streisand.

Los argentinos Pablo Trapero (La quietud) y Gastón Duprat (Mi obra maestra), el chino Zhang Yimou (Shadow) o la adaptación del superventas de Elena Ferrante L’amica geniale serán otras de las citas imprescindibles en Venecia.

Y el israelí Amos Gitai estará presente por partida doble, con la comedia A Tramway in Jerusalem, que juega metafóricamente con la división de Jerusalén, y con el documental A Letter to a Friend in Gaza.

documentales Porque el género documental ocupa un importante espacio de la Mostra, con cintas sobre la guerra (Isis, Tomorrow. The Lost Souls of Mosul);la historia soviética (Process);el medioambiente (Aquarela);la realidad americana (Monrovia, Indiana) o hasta Donald Trump, con American Dharma, sobre su polémico exestratega Steve Bannon. Sin olvidar al expresidente uruguayo José Mujica, de cuya figura traza un retrato Emir Kusturica en El Pepe, una vida suprema. Un cargado programa que desde el 29 de agosto al 8 de septiembre harán de la pequeña isla del Lido de Venecia la capital mundial del cine.