Empresaria en un sector “mayoritario de hombres”

Jaione Izagirre abrió un centro de deporte adaptado junto a dos socias

Domingo, 26 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Jaione Izagirre y sus dos socias consideraron que había “mucho que hacer” en el mundo del deporte adaptado y al ver que por cuenta ajena no podían hacerlo, decidieron que abrir su propio centro deportivo era la mejor idea para aportar en este sector. El deporte “ha sido un mundo mayormente de hombres”, según Izagirre, pero ellas son el ejemplo de que las mujeres también pueden ser empresarias de éxito en ese ámbito.

Las tres socias buscaron las ayudas que había disponibles para el emprendimiento y se encontraron con Emekin. Ese fue el “principio del camino”, cuenta Izagirre. Con la ayuda del proyecto valoraron los diferentes aspectos a tener en cuenta a la hora de abrir una empresa: la forma jurídica, el plan de viabilidad o un primer contacto con una asesoría. “Aunque estés especializado en un ámbito, no tienes por qué conocer el entorno empresarial” y en ese proceso de aprendizaje fueron indispensables Emekin y la Asociación de Profesionales y Empresarias de Gipuzkoa, Aspegi.

las experiencias Lo que más valora Izagirre de las actividades de Emekin es “la oportunidad de conocer a mujeres con experiencia” en el mundo empresarial.

Ver que “es posible llegar a puestos de dirección y tener modelos” en los que fijarte es un impulso para decidirse a emprender. Izagirre asegura que “toda mujer que tiene una dedicación, hace un esfuerzo y saca un proyecto adelante” es un ejemplo para las demás.

empresarias Aunque Izagirre opina que en general el emprendimiento tiene que tener más impulso, manifiesta que “las mujeres se encuentran con más dificultades que los hombres”. Izagirre aplica esto a cualquier sector, pero en una mirada al suyo, el deporte, considera que “es difícil hacerse hueco en un mundo que es mayoritariamente de hombres”, y que ellas así lo vivieron.

A la hora de tomar decisiones en el ámbito empresarial, “entre los hombres se genera otro tipo de relaciones, contactan de diferente manera” y la mujer tiene más difícil encontrarse cómoda. Pero Izagirre mantiene que si “cada vez hay más mujeres en esos puestos, será más fácil” que el número de ellas aumente y, por lo tanto, desaparezca el techo de cristal.

Cree que se le ha de apoyar para se desarrollen tanto profesional como personalmente. Critica que “hay muchas mujeres con talento que no tienen la visibilidad y el reconocimiento que deberían”.

Izagirre gestiona ahora, junto a otras dos empresas, el centro Hegalak y ha creado unos 35 puestos de trabajo.

Emprender, dice, supone “mucho tiempo y preocupaciones” pero te aporta “satisfacción personal” además de “un poder adquisitivo que se traduce en libertad porque no dependes de nadie”. - M.H.