Más zonas verdes, una demanda justificada

Varios menores disfrutan pegándose un chapuzón en el parque azpeitiarra de Izarraizpe, que se abrió al público el pasado verano.

La superficie por habitante de parques, jardines y zonas verdes urbanas está por debajo de la media de Gipuzkoa y euskadi en los valles del Deba y del Urola

Reportaje y fotografía de Jabi Leon - Sábado, 25 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

debido al estresante ritmo de vida que lleva buena parte de la población actual, cada vez son más las personas que solicitan a las instituciones públicas que incrementen las partidas económicas destinadas a acondicionar parques, bidegorris y demás espacios abiertos en los que desconectar de la rutina diaria durante los momentos de esparcimiento.

Basta con echar un vistazo a zonas ajardinadas como las existentes en torno al santuario azpeitiarra de Loiola y la Alameda de Deba o a vías de uso ciclista y peatonal como las que unen Elgoibar y Maltzaga, Azkoitia y Azpeitia o Soraluze y Osintxu para constatar el elevado número de personas que, prácticamente a diario, utilizan esos espacios libres de vehículos a motor para pasear y despejarse.

Cierto es que las instituciones públicas son cada vez más conscientes de la demanda ciudadana de espacios para el ocio y el esparcimiento al aire libre, que en algunos valles como los situados junto a los cauces de los ríos Urola y Deba está más que justificada.

Y es que en los citados valles la superficie urbana ocupada por parques, jardines o zonas verdes está por debajo de la media de Gipuzkoa (18,24 metros cuadrados por persona) y de Euskadi (15,60 metros).

Así lo certifican los últimos indicadores municipales de sostenibilidad elaborados por el Gobierno Vasco, en los que queda de manifiesto que Debabarrena apenas cuenta con 6,91 metros cuadrados de parques, jardines y zonas verdes por habitante;una superficie que en Gipuzkoa tan solo es menor en el Bajo Bidasoa (con 3,75 metros cuadrados de zonas verdes y parques por persona).

En Debagoiena esa cifra se incrementa hasta los 12,77 metros cuadrados por persona y en Urola Erdia-Kosta hasta los 14,20 metros cuadrados;en todos los casos por debajo de la media del territorio y del conjunto de Euskadi y muy lejos de los 26,55 metros cuadrados de espacios verdes por habitante existentes en los entramados urbanos de los municipios de Donostialdea.

eibar, a la zaga En lo referente a los núcleos poblacionales de cierto tamaño de los valles del Urola y del Deba llama la atención las pocas zonas verdes en suelo urbano existentes en localidades como Eibar (apenas 2,08 metros cuadrados por persona), Bergara (7,04) o Zumaia (7,60);mientras que en el otro lado de la balanza se encuentran municipios como Elgoibar (14,22 metros cuadrados por persona), Zarautz (15,36 metros), Azpeitia (15,73) o Arrasate (15,95).

Con esos datos en la mano, todo parece indicar que las demandas de más zonas verdes, jardines, bidegorris y demás espacios para el esparcimiento que en los últimos años está realizando la ciudadanía de Debabarrena, Debagoiena, Urola Erdia y Urola Kosta está más que justificada.

Secciones