Ryanair cobrará desde noviembre el equipaje de mano

Viajeros embarcando en un avión de Ryanair. (Foto: Alex Larretxi)

Las maletas de hasta 10 kilos tendrán un coste de entre 8 y 10 euros o libras

Sábado, 25 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

madrid - La aerolínea irlandesa Ryanair anunció ayer una nueva política de equipaje a bordo que, a partir del 1 de noviembre, obliga a los clientes a pagar entre 8 y 10 euros o libras por las maletas de hasta 10 kg que introduzcan en la cabina, algo que hasta ahora era gratuito.

Según explicó la compañía en su página web, con esta medida se pretende reducir los retrasos en los vuelos y abaratar el coste del equipaje facturado.

Anteriormente, todos los clientes no prioritarios podían llevar consigo a bordo un bolso de mano y una maleta sin cargo adicional. Sin embargo, las maletas debían ser etiquetadas en la puerta del avión para posteriormente ser transportadas en la bodega de forma gratuita.

Ryanair indicó que esta medida obligaba al etiquetado de hasta 120 maletas que causan retrasos en los plazos de entrega de 25 minutos. A partir de noviembre, los clientes no prioritarios solo podrán llevar en la cabina una bolsa de viaje gratis y solo los prioritarios podrán portar dos bolsas sin coste adicional, entre ellas, una maleta.

En concreto, los clientes no prioritarios pagarán por la maleta de hasta diez kg un precio de ocho euros o libras si la adquieren con su reserva, mientras que el coste ascenderá a diez euros o libras si se agrega la maleta con posterioridad a la reserva y hasta 40 minutos antes de la hora de salida programada del vuelo.

La compañía también comunicó que los clientes contarán con más capacidad para embarcar los líquidos en la maleta de hasta 10 kg.

La nueva política de equipaje se aplicará a todos los viajes posteriores al 1 de noviembre, según indicó Ryanair, que detalló que el servicio prioritario tiene un límite de 95 clientes por vuelo.

críticas Este anuncio no tardó en despertar las primeras críticas. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) consideró que esta política de equipaje es “abusiva” e “incumple la normativa en vigor aplicable”, por lo que transmitió su “disconformidad” a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y solicitó al organismo que la valore.

Facua-Consumidores también criticó la medida e instó al Ministerio de Fomento a que “tome medidas” para frenar el cobro que realizan las aerolíneas por este concepto.

El organismo ve detrás de esta medida una “estrategia de la compañía para que sean al final los consumidores los que sufraguen el coste de los reiterados paros de sus trabajadores”. - Efe/E.P.

Secciones