El sueño de una noche de verano

Tanto por fuera como por dentro y lo mismo en parado que en movimiento, el Serie 8 Coupé es un automóvil fascinante. (Foto: BMW)

Hay automóviles que están concebidos para ser producidos en masa y otros, para convertirse en objeto de deseo inalcanzable. Entre los segundos se encuentra el próximo BMW Serie 8 Coupé, un deportivo de ensueño.

Un reportaje de Tomás Pastor - Sábado, 25 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Nos acercamos hacia el final del mes de agosto y es como si el verano empezase a despedirse de nosotros. Ya comenzamos a percibir que los días disfrutan de menos horas de luz y que a los calores más intensos y a los momentos de ocio más alocados propios de estos meses estivales les restan menos oportunidades, antes de vernos invadidos por la apatía del otoño y la frialdad del invierno. Pero aún nos quedan ocasiones para soñar y jornadas en las que disfrutar del buen tiempo y de los placeres de la vida que asociamos al verano.

En BMW, por si nuestro ánimo acaba siendo presa del abatimiento y la tristeza, han decidido hacernos soñar, en realidad, mostrarnos cómo sería el sueño perfecto para una noche de verano ideal. Y como se pueden imaginar, ese sueño tiene ruedas, cuatro en concreto y bien grandes (entre 245 y 270 de anchura, con perfiles de 30 a 45 y diámetros de llanta de 18 a 20 pulgadas). Esta joya para soñar despiertos se llama BMW Serie 8 Coupé, un turismo deportivo de dos puertas y cuatro plazas que llegará a los concesionarios de la firma alemana a partir de noviembre, con motores de gasolina (M850i xDrive Coupé) y diésel (840d xDrive Coupé) de 530 y 320 CV, respectivamente, y precios que se cifran en 140.400 y 112.600 euros.

Como cabe deducir viniendo de la fábrica que procede y con semejantes datos, tanto en tarifas de venta como en registros de potencia, solo cabe esperar lo mejor de lo mejor. Y entre lo más destacado conviene apuntar la tracción integral inteligente BMW xDrive con el cambio Steptronic de ocho velocidades tanto en el seis cilindros diésel de tres litros y 680 Nm de par máximo como en el gasolina V8 de 4,4 litros y 750 Nm, que además se beneficia del bloqueo electrónico del diferencial trasero para una gestión óptima de la potencia en el tren posterior en plena aceleración. Con semejantes mecánicas, este superdeportivo de 4,851 metros de largura, 1,902 de anchura, 1,346 de altura y 2,822 de distancia entre ejes, con un maletero de 420 litros y pesos en vacío entre 1.830 y 1.965 kilogramos, es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3,7 y 4,9 segundos, con una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h y un consumo medio entre 7,2 y 10,5 litros.

Otras exquisiteces dignas de mención aluden al hecho de que este modelo será el primer BMW en estrenar el nuevo sistema operativo para equipo multimedia 7.0, un nuevo cuadro de instrumentos multifuncional renovado y con nuevas prestaciones y todos los avances tecnológicos en materia de asistencia a la conducción y seguridad de BMW. De hecho, la respuesta deportiva de máximo nivel está garantizada con mecanismos como los amortiguadores controlados electrónicamente, la dirección activa integral o la función de estabilización de balanceo activa (opcional).

Y todo esto y mucho más, que se resume en tecnología de vanguardia para paladares sibaritas y bolsillos muy solventes, se completa con un diseño estético espectacular, elegante e imponente. Más cupé que nunca, este impresionante Serie 8 es un automóvil superlativo, una joya sobre ruedas que hará que todas las miradas lo dejen todo cuando pase frente a nuestros ojos y que la tristeza del mes de noviembre, que es cuando llegará a los concesionarios, sea menos con este coche que representa el mejor de los sueños de una noche de verano.

BMW

SERIE 8 COUPÉ

Secciones