El Gobierno devuelve a Marruecos a los 116 migrantes que lograron saltar la valla

Algunos de los inmigrantes que llegaron a Ceuta el miércoles. (Foto: Efe)

El Ejecutivo utiliza un acuerdo de 1992 para expulsar a los subsaharianos en un operativo especial

Viernes, 24 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

madrid - El Gobierno socialista tardó poco más de 24 horas en devolver a Marruecos a los 116 inmigrantes que lograron saltar la valla de Ceuta el pasado miércoles, llevando acabo un operativo extraordinario y poco visto en la frontera con el país africano, según confirmaron fuentes del Ministerio del Interior al medio local El Faro de Ceuta. El Ejecutivo utilizó por primera vez para devolver migrantes que saltan las vallas un acuerdo bilateral con Marruecos de 1992. Fuentes del Ministerio del Interior destacaron que este acuerdo “se ha reactivado” ahora, aunque no concretaron si se seguirá aplicando para todas las personas que logren saltar las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla con Marruecos.

El Ejecutivo español quiso justificar ayer su decisión asegurando que Marruecos aceptó readmitir a los migrantes que entraron a territorio europeo irregularmente. Según indicaron, las 116 personas pasaron “todos los trámites” destinados a cumplir con dicho pacto. La Policía Nacional fue el cuerpo que se encargó de realizar los trámites habituales para expulsarlos. “Han sido identificados, han contado con asistencia letrada y se les ha abierto expediente de expulsión individualizado”, apuntaron. Estos trámites se llevaron a cabo migrante por migrante, con excepción de dos “posibles menores” que permanecen en la ciudad autónoma tras informar de su edad a las autoridades. Estos se han librado de la expulsión.

Desde el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska recalcaron que el pacto ya se había activado “con anterioridad”. El acuerdo relativo a la circulación de personas, el tránsito y la readmisión de extranjeros entrados ilegalmente establece que las autoridades fronterizas de Marruecos readmitirán en su territorio, “a petición formal de las autoridades fronterizas” de España, a los nacionales de países terceros que hubieran entrado ilegalmente en el territorio de este último desde suelo marroquí. Según este acuerdo, España debe presentar la solicitud de readmisión en los diez días posteriores a la entrada ilegal en el territorio del Estado requerido. El Gobierno de Pedro Sánchez no ha tardado ni 24 horas en enviar dicha solicitud. Interior se escuda en que “ninguna” de las personas expulsadas ha solicitado asilo, pero no detalla si se les ha ofrecido dicha posibilidad. Estas fuentes aseguran que esta medida “es resultado de la buena relación con Marruecos en cuanto a la política migratoria”. Lo que no confirmaron es si se trata de un operativo de devolución puntual o se convertirá a partir de ahora en una práctica sistemática.

rapidez increíble El propio Fernando Grande-Marlaska contactó con la Policía en Marruecos para pedir celeridad en la identificación, apertura y tramitación de los expedientes de devolución. Fuentes presentes en el proceso de identificación de los migrantes aseguran que fue un proceso muy rápido. “Fue increíble cómo la Policía promovió, hizo todo, y gestionó todos los expedientes de devolución para que los letrados hicieran directamente toda la documentación necesaria de registro de estas personas”, recalcaron. “Fue visto y no visto. El proceso nunca ha funcionado con esta velocidad”, añadieron.

El asalto a la valla se produjo este miércoles a las 9.00 horas, cuando 116 migrantes lograron alcanzar territorio europeo por la zona de Finca Berroca, por donde entraron más de 600 personas en julio. - N.G.

guardias civiles

Secciones