Confirmado un caso de leptospirosis tras bañarse en el río de Okondo

Otros cuatro amigos también se vieron afectados por esta enfermedad infecciosa que transmiten los animales

Jueves, 23 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - El Departamento de Salud del Gobierno Vasco y Osakidetza confirmaron ayer un caso de leptospirosis e investigan cuatro casos más, todos ellos presuntamente relacionados con baños realizados en una zona fluvial del municipio alavés de Okondo.

Según informó la Consejería que dirige Jon Darpón, la leptospirosis es una enfermedad infecciosa que se transmite por contacto directo o indirecto con la orina de animales infectados y que puede tener múltiples presentaciones clínicas, aunque las más comunes son fiebre, escalofríos, mialgias, cefalea o inyección conjuntival.

En este caso, un joven se encuentra actualmente hospitalizado en el Hospital de Galdakao. Además, hubo otras tres personas ingresadas, aunque todas ellas fueron dadas de alta, y una quinta persona fue atendida en el servicio de Urgencias de Basurto, aunque no precisó de hospitalización. En todos los casos, el inicio de los síntomas se sitúa entre los pasados días 13 y 20.

En la actualidad, la persona ingresada se encuentra estable y evoluciona bien, según explicaron fuentes de Osakidetza. En la encuesta epidemiológica se constató que los afectados forman parte de una cuadrilla de amigos que se bañaron en una zona fluvial del municipio de Okondo. La subdirección de Salud Pública de Araba contactó con el Ayuntamiento de Okondo para poner en conocimiento lo sucedido y que el Consistorio tome medidas preventivas en la zona de baño identificada. Como medida de precaución, las autoridades recomiendan no bañarse en la zona.

Factores de riesgo La leptospirosis es una enfermedad infecciosa producida por bacterias del género leptospira que pertenecen al grupo de las espiroquetas patógenas.

Su transmisión se produce por contacto directo o indirecto con la orina de animales infectados y la vía de entrada es a través de las mucosas, principalmente las de la boca, ojos y nariz, o por cortes o abrasiones de la piel. De forma ocasional, puede transmitirse también por inhalación. Según precisó Osakide-tza, “la transmisión de persona a persona es rara”.

Además de factores de riesgo asociados a determinados trabajos como veterinarios, ganaderos, pastores o matarifes, también se relaciona con la realización de actividades recreativas o deportivas en aguas que pueden estar contaminadas. - E. P.

Los datos

La enfermedad. Tiene un periodo de incubación de cinco a catorce días, con un rango de dos a treinta días, y puede tener múltiples presentaciones clínicas. Las más comunes son las asociadas al cuadro pseudogripal (fiebre, escalofríos, mialgias, cefalea e inyección conjuntival).

Contagio. Se produce por contacto directo o indirecto con la orina de animales infectados y la vía de entrada es a través de las mucosas o por cortes o abrasiones de la piel. También puede transmitirse por inhalación.

Secciones