Trump acusa a Cohen de “inventar historias”

El presidente Trump, despidiéndose del público al finalizar un acto en el centro cívico de Charleston.

| Su exabogado confiesa haber pagado en campaña el silencio de mujeres que tuvieron ‘affaires’ con el hoy presidente

“Actué bajo la dirección del candidato (...) con el objetivo de influir en las elecciones” “Si alguien busca a un buen abogado, le sugeriría no contratar los servicios de Cohen”

Jueves, 23 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Washington - El presidente Trump acusó ayer a su exabogado Michael Cohen de “inventar historias” para lograr una condena menor, después de que este se declarase culpable de haber violado normas de financiación de campañas electorales.

“La Justicia tomó un caso de impuestos de hace doce años, entre otras cosas, aplicó una tremenda presión sobre él (Paul Manafort, su exjefe de campaña) y al revés que Michael Cohen, rehusó derrumbarse, inventar historias para lograr un pacto”, afirmó Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter. “¡Gran respeto por un gran hombre!”, agregó.

El mandatario estadounidense comparaba así los casos de Manafort, que también ayer fue declarado culpable de cargos de evasión fiscal y fraude bancario, y de Cohen, quien admitió su culpabilidad en ocho cargos, incluidos dos de violación de la ley federal de financiación de campaña. En tono irónico, el gobernante republicano también escribió que “¡si alguien está buscando a un buen abogado, le sugeriría con contundencia que no contratase los servicios de Michael Cohen!”.

Estos son los primeros comentarios de Trump en las redes sociales, su medio preferido de comunicación, respecto al veredicto de culpabilidad de Manafort y el acuerdo de culpabilidad alcanzado por Cohen, ambos este martes en distintos tribunales.

Cohen, que se entregó el martes al FBI y compareció poco después en Nueva York ante un juez federal para declararse culpable, reconoció haber gestionado antes de las elecciones dos pagos, de 150.000 y de 130.000 dólares, a mujeres que aseguraban haber mantenido relaciones con el entonces candidato republicano a la Presidencia.

Esos pagos podrían violar las leyes sobre financiación electoral si se considerasen un aporte ilegal a la campaña de Trump, a quien pudieran salpicar en caso de demostrarse que él estaba al tanto.

El abogado aseguró que actuó “bajo dirección del candidato” y “con el objetivo principal de influir en las elecciones”, implicando explícitamente a Trump en esos posibles delitos. Al respecto, Trump tuiteó que Cohen se declaró culpable de “dos cargos de violaciones en el financiamiento de la campaña”, pero que no se trata de “un delito”.

“¡El presidente (Barack) Obama tuvo una gran violación de las finanzas de campaña y se resolvió fácilmente!”, agregó. Cohen admitió, además, ser culpable de ocho cargos, que incluyen evasión fiscal y fraude bancario, y que podrían enviarle a prisión durante años.

En el foco Lo cierto es que Manafort, y la confesión de delitos de Cohen, involucran al propio mandatario y el diario The Washington Post no duda en su editorial en poner el foco sobre Trump. “El presidente de EEUU fue acusado de forma creíble en una corte federal de pedir a uno de sus subordinados que cometiera un delito federal”, asegura la cabecera, que explica que el objetivo del ahora mandatario fue hacer un fraude “a los votantes”.

“Trump no puede fingir que estos delitos no ocurrieron o que no tienen nada que ver con él (...). Y tampoco puede hacerlo el Congreso”, prosigue el rotativo, que también pide a los legisladores abrir una investigación contra el presidente.

En este sentido, reclama al Partido Demócrata y al Republicano que vuelvan al deber público del que han “abdicado” y considera que un congresista “no puede dejar con la conciencia tranquila que un conspirador esté en la Casa Blanca”. Una línea similar sigue The Wall Street Journal, que en su editorial de ayer incidía en que los hechos conocidos el martes son “dañinos” para el presidente y muestran “los oscuros” colaboradores de los que se rodea el magnate en su vida privada y política. “Si suponen una amenaza fatal para su Presidencia, está lejos de ser claro y las pruebas en ambos casos no están relacionadas con las alegaciones de coordinación con Rusia que pusieron a rodar estas investigaciones”, indica el diario, que ve en el paso de Cohen un riesgo mayor para el dirigente.

Apunta a las elecciones legislativas de noviembre como un momento clave para Trump, ya que el periódico duda de que el presiente vaya a ser imputado mientras esté en la Casa Blanca, pero cree que un Congreso con mayoría demócrata podría impulsar un “proceso de destitución”.

Por su parte, The New York Times asegura que “solo un completo fantasioso -solamente el presidente Trump y su secta- podrían seguir diciendo que la investigación sobre subversión extranjera de unas elecciones de Estados unidos, que ya se ha cobrado docenas de otras imputaciones y declaraciones de culpabilidad, es (...) una caza de brujas”.

Por otro lado, la oposición demócrata en el Senado pidió ayer retrasar las audiencias de confirmación del candidato para ocupar la vacante de juez del Tribunal Supremo después de que Cohen vinculara a Trump, con varios delitos. “El Comité Judicial del Senado debería parar la consideración de la nominación de Kavanaugh”, aseguró el líder en la Cámara Alta, Chuck Schumer. - Efe

El dinero de los pagos

Secciones