mercado

Agirretxe estará más de dos meses de baja

Imanol Agirretxe se ejercita solo en Zubieta. (Ruben Plaza)

la real no descarta ya traer a dos refuerzos ofensivos o decidirse por un delantero polivalente que juegue de extremo y en punta

Mikel Recalde - Jueves, 23 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Una vez más, se confirmaron los peores presagios con Imanol Agirretxe. El usurbildarra se retiró lesionado al poco de comenzar la sesión a puerta cerrada del pasado martes. La ecografía que le realizaron ayer desveló que sufría “una lesión severa en la unión musculotendinosa proximal del músculo recto anterior del muslo derecho”.

La desgracia se ceba otra vez con el realista que, para mayor inri, padeció justo la misma dolencia la temporada pasada con la única diferencia de que era en la otra pierna. En ambas ocasiones se las produjo al ensayar remates a puerta. Evidentemente, ese músculo no tiene nada que ver que la lesión que le causó Keylor Navas en diciembre de 2015, aunque sus problemas musculares sí que parecen una consecuencia del calvario que tuvo que soportar desde entonces. El curso pasado tardó dos meses en reincorporarse a la dinámica del grupo y más de un tercer mes más tarde logró reaparecer en un duelo contra el Celta, por lo que se espera que esta vez el periodo de baja sea el mismo.

Su ausencia provoca que la Real acelere en sus gestiones para reforzar su delantera. Como informó este periódico, Asier Garitano ya había planteado a la dirección deportiva la necesidad de contratar otro 9 además del extremo, que lleva meses persiguiendo. Desde Anoeta ya no descartan la posibilidad de incorporar a dos futbolistas, algo que había negado Jokin Aperribay en su comparecencia durante su visita de Anoeta. O, como otra opción, buscar un delantero polivalente que pueda desenvolverse en las tres posiciones de ataque.

Entre los candidatos que manejan, además de algún tapado, hay varios perfiles distintos. En principio, Roberto Olabe había declarado en una reunión privada con los medios que su intención era contratar a “un piernas”, refiriéndose a un jugador de banda puro capaz de jugar al espacio, con capacidad para encarar y que tuviese velocidad.

Yusuf Yazici continúa el mejor colocado para venir de cara a reforzar la delantera. Pero el turco, por ejemplo, es un mediapunta capaz de asociarse bien entre líneas, es decir más un 10 con llegada que un extremo. Este es el único que si no está aquí ya es porque la Real todavía no se ha decidido, ya que su precio es asequible. Incluso se han reunido con el futbolista para conocer de primera mano su predisposición a cambiar de país y a integrarse en una cultura tan distinta, en previsión a que no sucediera otra espantada como la que protagonizó Arif Erdem.

Nicolas Pepe es el que más gusta de los otros nombres que han sonado, aunque su precio parece prohibitivo para la Real (más de 20 millones). Y el último en sonar, Saint-Maximin, ha sido ofrecido por un intermediario sin el permiso de su agente, que ayer estaba intentando entablar una conversación con Anoeta. Su precio rondaría los 15 millones.

Secciones